Martes, 12 Diciembre, 2017

            

La hepatitis viral mata a más personas que el VIH, la malaria o la tuberculosis

El total de muertes causadas por hepatitis viral, incluyendo cáncer de hígado, casos agudos, cirrosis, hepatitis A, E, B, C y D, representan 1,34 millones de muertes en todo el mundo

Archivo GD
EP


image_print

Las muertes causadas por la hepatitis viral han superado todas las enfermedades infecciosas crónicas, incluyendo el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)/sida, la malaria y la tuberculosis, según revela el ‘Estudio sobre la Carga Mundial de la Enfermedad’.

El estudio demuestra que, en 2016, el total de muertes causadas por hepatitis viral, incluyendo cáncer de hígado, casos agudos, cirrosis, hepatitis A, E, B, C y D, representan 1,34 millones de muertes en todo el mundo, superando a la tuberculosis (1,2 millones), el sida (1 millón) y la malaria (719.000).

Estas tasas de mortalidad se produjeron a pesar de los recientes avances en los medicamentos contra la hepatitis C que pueden curar la mayoría de las infecciones en un plazo de tres meses y la disponibilidad de vacunas altamente eficaces contra la hepatitis B.

“Es indignante, pero no sorprendente, que el ‘Informe de la Carga Global de la Enfermedad’ encontró que las muertes relacionadas con la hepatitis viral han superado al VIH, a la tuberculosis y la malaria –subraya el presidente de la Alianza Mundial contra la Hepatitis, Charles Gore–. Esto se debe en gran medida a una falta histórica de priorización política junto con una carencia de mecanismos de financiación global”.

El estudio muestra que la hepatitis viral sigue entre los diez principales asesinos globales, entre los que están las enfermedades del corazón, los accidentes de tráfico y la patología de Alzheimer. Si se quiere invertir esta tendencia, hay que tomar medidas inmediatas tanto a nivel regional como nacional, según los investigadores.

SE NECESITAN AMPLIAR LAS PRUEBAS Y EL DIAGNÓSTICO

Una de estas acciones es la ampliación de las pruebas y el diagnóstico. Globalmente, sólo el 5 por ciento de las personas que viven con hepatitis viral son conscientes de su enfermedad, aumentando en gran medida la posibilidad de infectar a otros y perdiendo la oportunidad de acceder a un tratamiento que salva vidas. Debido a que la hepatitis viral tiene pocos síntomas notables, muchas personas están mal diagnosticadas o no van a realizarse la prueba.

“Los líderes mundiales y los responsables de la toma de decisiones nacionales deben prestar atención a estos hallazgos y observar que, con la financiación específica, la priorización política y las intervenciones específicas, las muertes por hepatitis pueden evitarse”, afirma el director ejecutivo de la Alianza Mundial contra la Hepatitis, Raquel Peck.

La reducción de las muertes relacionadas con la hepatitis en un 65 por ciento para 2030 es un componente clave de la Estrategia Mundial contra la Hepatitis de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La Estrategia, que fue adoptada por 194 gobiernos, establece una lista de objetivos clave que, si se logra, eliminará la hepatitis viral para 2030. Del 1 al 3 de noviembre, cientos de políticos, pacientes, la sociedad civil y expertos en salud pública se reunirán en la Cumbre Mundial sobre la Hepatitis, que se celebra en São Paulo, Brasil, para discutir cómo avanzar en la eliminación de la hepatitis viral.

El evento de tres días, que es una iniciativa conjunta entre la OMS y la Alianza Mundial contra la Hepatitis, se centrará en las principales formas de aplicar la Estrategia Mundial de la OMS para la Hepatitis, específicamente en la mejora de la vigilancia y prestar apoyo a la prestación de servicios entre las poblaciones vulnerables. El evento también fomentará la innovación en la investigación y el mantenimiento de financiación para la eliminación, todos ellos puntos necesarios para eliminar la hepatitis viral para el año 2030.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *