Lunes, 23 enero, 2017

La heparina disminuye en un 60% la trombosis en pacientes con cáncer

El medicamento se utiliza en un "gran número" de especialidades médicas como, por ejemplo, en Cirugía General y Vascular

Jeringa con eparina
E.P.


image_print

La heparina, medicamento antitrombótico y anticoagulante declarado de primera necesidad por la Organización Mundial de la Salud (OMS), disminuye en un 60 por ciento la trombosis en pacientes con cáncer, según ha informado el responsable e investigador principal de los proyectos de investigación de tumores hepato-bilio-pancreáticos y cáncer y trombosis del servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Andrés Muñoz.

Y es que, una de cada cinco trombosis que se producen en el mundo están relacionadas con el tumor, especialmente de páncreas, y se calcula que un paciente con cáncer tiene entre un 40 por ciento y un 60 por ciento más riesgo de desarrollar este proceso patológico que el resto de la población.

Ante esto, la heparina, cuyo 20 por ciento de su producción mundial se realiza en España, consigue disminuir los casos de trombosis en muchos pacientes. Pero, además, el medicamento, que este año cumple sus 100 años de descubrimiento, permite salvar unos 100 millones de vidas al año, ya sea de pacientes oncológicos como de otro tipo de enfermedades.

“Los pacientes que sobreviven a una trombosis tienen complicaciones asociadas muy graves, y si padecen una embolia pulmonar su esperanza de vida se reduce a dos años. Cualquier persona ingresada tiene riesgo de padecer trombosis. Por suerte, hay una gran experiencia en cientos de miles de pacientes que han sido tratados satisfactoriamente con heparina. Se trata de un medicamento eficaz, tanto en la prevención como en el tratamiento de la trombosis”, ha recalcado el neumólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, David Jiménez.

ACTIVIDADES BIOLÓGICAS DE LA HEPARINA

Por ello, el medicamento se utiliza en un “gran número” de especialidades médicas como, por ejemplo, en Cirugía General y Vascular, Urgencias, Traumatología, Ginecología, Oncología, Hematología y Cardiología. De hecho, a la heparina se le adjudica un número “cada vez mayor” de actividades biológicas debido a su capacidad de interacción con un “gran número” de proteínas.

Ahora bien, la hoja de ruta para avanzar en estas otras aplicaciones pasa por encontrar una molécula de heparina modificada que elimine las propiedades hemorrágicas y anticoagulantes, y que permita que desarrolle “en toda su potencialidad” todas las otras propiedades descritas de la moléculas en sus distintas aplicaciones no relacionadas con la coagulación como, por ejemplo, la actividad antitumoral, antiviral y antiinflamatoria.

Asimismo, a nivel internacional se está estudiando la actividad de la heparina en el tratamiento del cáncer, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el trasplante de órganos, la artritis, el asma o el enfisema pulmonar, entre otros.

Con el fin de aumentar el conocimiento sobre este medicamento y celebrar su centenario, la Fundación Pro CNIC, Bioibérica, Sanofi, Laboratorios Rovi, Fundación Cotec para la Innovación y Marca España están llevando diferentes actos, cuyo padrino de honor es el Rey Felipe VI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *