Sábado, 21 enero, 2017

La Guardia Civil sorprende a dos personas cazando en estado ebrio

La Patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil, al identificar a dos cazadores observaron en ellos síntomas evidentes de embriaguez



image_print

En la mañana del pasado día 13, primer día de caza de la temporada 2014/15, la Patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil ubicada en Láchar, procede en el término municipal de Chimeneas a la identificación de un cazador con arma.

Los agentes observaban al cazador durante el ejercicio de la actividad, cuando se dieron cuenta de que tenía problemas de equilibrio al andar, por lo que procedieron a su identificación, comprobando como los síntomas de embriaguez eran evidentes también al hablar.

Requerida la presencia de una patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se procedió a realizarle una prueba de alcoholemia dando la misma positivo en la primera con una tasa de 0,69 y en una segunda 0,68, por lo que atendiendo a razones de seguridad se le intervino el arma y a notificarle que era denunciado.

Esa misma Patrulla del SEPRONA en la tarde del día 17, segundo día de caza, fue alertada de la presencia de un vehículo circulando por caminos del mismo término municipal que el anterior, desde el que se realizaban disparos contra piezas de caza.
Establecido el dispositivo, se procede a interceptar un vehículo tipo 4×4, circulando por un camino y ocupado por dos personas ambas con evidentes síntomas de embriaguez, y llevando el acompañante una escopeta en las manos.

Requerida la presencia de una Patrulla de la Agrupación de Tráfico, se procede a realizarles pruebas de alcoholemia, dando resultado positivo en las dos personas, el conductor con una tasa de 0,68 y 0,60 y el acompañante y portador de la escopeta 0,81 y 0,67

De este hecho se instruyen diligencias contra el conductor del vehículo por supuesto delito contra la Seguridad Vial, así como a denunciarle por posible infracción a la Ley 8/2003 de la Flora y la Fauna Silvestres al cazar desde un vehículo a motor, al acompañante y portador del arma se le denuncia a la citada Ley por el mismo concepto y al Reglamento de Armas por la uso de armas en estado de embriaguez, interviniéndose la escopeta que portaba.

La Guardia Civil recuerda que llevar o utilizar armas en estado de embriaguez, supone una infracción al Real Decreto 137/1993 de 29 de enero por el que se aprueba el Reglamento de Armas, que en su artículo 147, dice que queda prohibido portar, exhibir o usar las armas, c) Bajo los efectos de bebidas alcohólicas, estupefacientes, psicotrópicos u otras sustancias análogas.

Así mismo, cazar o disparar armas desde un vehículo a motor también supone una infracción muy grave a la Ley 8/2003, art. 78, que puede llevar consigo una sanción de entre 4001 y 53500 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *