Domingo, 24 Septiembre, 2017

            

La Guardia Civil se incauta de más de tres mil plantas de cannabis sativa en el interior de un antiguo matadero

Es una de las mayores plantaciones descubiertas en el interior de una edificación en la provincia de Granada

E.P


image_print

La Guardia Civil ha descubierto en la localidad granadina de Chimeneas una de las mayores plantaciones de cannabis sativa que se recuerdan a nivel provincial en el interior de una edificación, y ha detenido a dos personas como presuntos responsables de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y otro de defraudación de fluido eléctrico.

La Guardia Civil se ha incautado de más de tres mil plantas en un antiguo matadero reconvertido para el cultivo intensivo de cannabis sativa. Mil novecientas cuarenta y seis (1946) plantas, de distintos tamaños, crecían en cinco salas de lo que había sido el matadero; en otra sala se secaban setecientas cuarenta (740), y en otra crecían trescientos treinta y dos (332) esquejes para una nueva plantación.

En esta nueva actuación contra el cultivo ilegal de cannabis sativa, los guardias civiles también se han incautado de dos escopetas de caza, un vehículo todo terreno, noventa y nueve focos halógenos de 500 W cada uno, otros tantos transformadores, siete ventiladores, dos extractores de aire, filtros de carbono, un generador de ozono, fertilizantes y diez aparatos de aire acondicionado. Durante el registro la Guardia Civil también ha encontrado en una de las habitaciones del matadero más de dos mil macetas para nuevas plantas.

La Guardia Civil ha descubierto que la ingente cantidad electricidad que demandaban tanto los focos halógenos como el resto de los aparatos eléctricos que hacían posible el cultivo bajo techo del cannabis, procedían de una toma ilegal.

La investigación que ha concluido con la detención de estos dos vecinos de Chimeneas ha sido realizada por el Grupo de investigación de la Guardia Civil de Pinos Puente, y ha contado con la colaboración de Grupo de investigación de Maracena y de cuatro patrullas de Seguridad Ciudadana del área metropolitana granadina.

La Guardia Civil tuvo conocimiento tras diversas pesquisas de que las antiguas instalaciones del matadero podían utilizarse para fines ilícitos. Una vigilancia discreta del lugar confirmó la existencia de la plantación y durante la mañana de ayer, tras sorprender a los dos presuntos responsables entrando en la nave, la Guardia Civil procedió al registro y correspondiente detención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *