Lunes, 17 de Diciembre de 2018

            

La Guardia Civil recupera piezas arqueológicas de gran valor de yacimientos de Granada

En total se han intervenido 315 adquisiciones pertenecientes, además, a excavaciones de Alicante, Murcia, Albacete

Yacimiento de Orce | Foto: archivo
E.P.


image_print

La Guardia Civil de Alicante ha recuperado un total de 315 piezas arqueológicas de gran valor histórico y patrimonial pertenecientes a yacimientos de las provincias de Alicante, Murcia, Albacete y Granada. Eran comercializadas a través de páginas especializadas de internet, mediante coleccionistas y personas relacionadas con el sector, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

Entre los cientos de piezas recuperadas destacan una medalla de bronce de Gordiano III, emperador de Roma, ofrecida en internet por un precio de venta de 18.000 euros, así como una moneda sestercio romano de Tito Flavio Vespasiano, puesta a la venta por 1.800 euros, y un escarabeo (amuleto egipcio), por 2.500 euros.

Otras piezas intervenidas son una estatuilla de madera policromada egipcia, un exvoto de cerámica, un pito magdaleniense de hueso, un perro de bronce, un medallón egipcio de bronce, escarabeos y varias herramientas talladas en huesos.

Los agentes del Seprona investigan por estos hechos a dos vecinos de las localidades alicantinas de Elche y Crevillente, de 47 y 64 años, por los presuntos delitos de contrabando, estafa, hurto, apropiación indebida y contra el patrimonio histórico.

La investigación arrancó cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que uno de los sospechosos vendía las piezas en la red, tras lo que se puso en marcha el dispositivo para determinar su autenticidad.

La operación fue bautizada como ‘Herna’ por el nombre de la protohistórica ciudad que dio lugar al yacimiento arqueológico Peña Negra situado en la sierra de Crevillente. Este yacimiento data de los siglos IX a XV a.C y en él se asentaron importantes civilizaciones. De hecho, muchas de las piezas intervenidas provienen de este lugar.

Durante las pesquisas, los guardias civiles solicitaron a los servicios territoriales de la Conselleria de Cultura en Alicante una valoración previa de las piezas puestas a la venta en las páginas web. Desde la Generalitat constataron indicios de vulneración de la legislación patrimonial, por lo que el Seprona procedió a realizar un control y seguimiento de la actividad de expolio de yacimientos.

A DISPOSICIÓN DE LA GENERALITAT

La Guardia Civil registró los domicilios de los dos sospechosos, uno en Elche y otro en Crevillente, y en ellos encontraron las 315 piezas, que han pasado a disposición de la Generalitat Valenciana porque se consideran de dominio público.

Un estudio de los técnicos de Cultura determinará tanto la época a la que pertenecen como su valor patrimonial aproximado, ya que difícilmente se puede cuantificar por su carácter único y extraordinario.

Los dos hombres, ambos de nacionalidad española, han quedado provisionalmente en calidad de investigados como presuntos autores de los delitos de contrabando, hurto, apropiación indebida y contra el patrimonio histórico. También por el delito de estafa, ya que uno de ellos falsificaba algunas piezas y las ofrecía en el mercado como auténticas.

La Guardia Civil recuerda que la búsqueda de restos arqueológicos está sujeta a autorización previa de la Conselleria de Cultura y que las piezas de patrimonio histórico son consideradas jurídicamente como bienes de dominio público, propiedad de la Administración, por lo que no se puede obtener beneficio económico de ellas.

Cualquier hallazgo de este tipo, tanto casual como no, debe ser comunicado antes de 48 horas desde que se produzca al órgano competente en materia de patrimonio histórico o, en caso de duda, en cualquier dependencia de la Benemérita.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.