Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

La Guardia Civil imputa a un empresario granadino por falsificar etiquetas de vino con DO Ribera del Duero

Un empresario de Santa Fe ha sido imputado por un presunto delito relativo a la propiedad industrial

Etiqueta de Ribera del Duero| Foto: Archivo


image_print

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de imputado no detenido a un empresario de Santa Fe, de treinta y siete años de edad, como presunto autor de un delito relativo a la propiedad industrial por comercializar vino utilizando ilegítimamente etiquetas con Denominación de Origen Ribera del Duero.

El empresario imputado, al parecer, ha comprado partidas de vino sin etiquetar a una bodega de Valladolid. A esas botellas, ya en Santa Fe (Granada), se les han colocado falsas etiquetas con el visado de la Denominación de Origen Ribera del Duero sin estar amparadas por dicho Consejo Regulador; y posteriormente han sido vendidas a establecimientos granadinos.

El técnico del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha emitido un informe a la Guardia Civil en el que dice que el vino comercializado en Granada carece de la calidad necesaria para estar amparado por la Denominación de Origen.

Un comercial de los vinos de Ribera del Duero fue el que descubrió el pasado mes de enero que en algunos establecimientos granadinos se estaba vendiendo vino de una marca que desconocía y supuestamente certificados con la Denominación de Origen, por lo que denunció los hechos al Consejo Regulador.

Este Consejo Regulador denunció el uso fraudulento de la certificación el pasado mes de enero y un juzgado de Valladolid ordenó a la Guardia Civil investigar estos hechos.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valladolid descubrió que dicho vino con falsas etiquetas de la Denominación de Origen Ribera del Duero se estaba distribuyendo desde una empresa cuya sede estaba en un polígono industrial de Santa Fe.

La Guardia Civil de Valladolid se puso en contacto con la de Granada y ambos equipos de Policía Judicial, el de Valladolid y el de Santa Fe coordinaron las actuaciones a seguir.

Este último equipo realizó una inspección en dicha empresa el pasado día 3 de febrero y los agentes encontraron durante la inspección dos tipos de etiquetas de vino de crianza, unas de tipo generalista y otras personalizadas para un establecimiento hostelero granadino, en las que aparecía el sello de la certificación Denominación de Origen.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen ha informado a la Guardia Civil que el certificado de estas etiquetas es falso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *