Miércoles, 29 Marzo, 2017

La guardia Civil detiene al individuo que secuestró a un empleado de una gasolinera

Cuando la víctima consiguió escapar los dos atracadores huyeron con el coche de esta y le pegaron fuego

Manguera de gasolina


image_print

La Guardia Civil ha detenido a un individuo de treinta años de edad, vecino de Albolote, con antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos de robo con violencia e intimidación, detención ilegal del empleado de una gasolinera y daños en un vehículo.

El detenido y otro individuo, también vecino de Albolote y recientemente fallecido, secuestraron al empleado de una gasolinera para obligarle a sacar dinero de un cajero, le sustrajeron el coche y por último le pegaron fuego al vehículo.

Los hechos ocurrieron sobre las 23:00 horas del pasado día 11 de octubre en una gasolinera de un polígono industrial de Chauchina.

Los dos atracadores pretendían asaltar la gasolinera, pero llegaron justo en el momento en el que el empleado ya había cerrado y se había montado en su vehículo para marcharse. Uno de los atracadores se acercó al vehículo de este empleado, rompió la ventanilla y tras intimidarlo, según la víctima, con una pistola, ambos subieron al coche y le obligaron a que se dirigiera hasta la localidad de Atarfe para sacar dinero de un cajero y entregárselo, ante la imposibilidad de reabrir la gasolinera.

La víctima y los atracadores pararon junto a un cajero y estos primeramente le exigieron a aquella que sacara cuatrocientos euros, pero no pudo sacarlos; luego que sacara trescientos, pero el cajero tampoco le permitía sacar esa cantidad; y finalmente que extrajera doscientos. Mientras tanto detrás del vehículo en el que habían viajado los tres se había formado una larga cola de coches que comenzaban a pitar por la tardanza, lo que provocó que los atracadores se pusieran nerviosos y que la víctima pudiera escapar corriendo a refugiarse en un bar cercano.

Los atracadores entonces se subieron rápidamente al coche de la víctima y huyeron en él. Media hora después el coche ardía junto a los muros del cementerio de la localidad de Peligros.

El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santa Fe se hizo cargo de la investigación del secuestro e intento de robo a este empleado de gasolinera y tras visionar las imágenes de las cámaras de seguridad, junto con otras pesquisas, han conseguido identificar a los dos presuntos atracadores y detener a uno de ellos.

El detenido ha sido puesto hoy a disposición judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *