Martes, 24 Octubre, 2017

            

La Guardia Civil detiene a dos jóvenes por hurto continuado de joyas valoradas en más de 12.000 euros

Los detenidos son la hija y el yerno de la mujer que acudía a diario a trabajar como empleada de hogar en estos domicilios de La Zubia.



image_print

La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes de veintiún años de edad, vecinos de Atarfe y Albolote respectivamente, como presuntos autores de dos delitos de hurto continuado de joyas valoradas en más de doce mil euros, en sendos domicilio del municipio de La Zubia.

Los detenidos son una chica y su novio. Y ella acudía con su madre a diario trabajar como empleada de hogar a dos domicilios de una urbanización de La Zubia y aprovechó esta circunstancia para ir apoderándose poco a poco de todas las joyas que guardaban los propietarios de estas viviendas.

La Guardia Civil comenzó la investigación que ha concluido con estas dos detenciones, el pasado día 1 de septiembre, después de que a propietaria de la primera vivienda acudiera al Puesto de La Zubia a denunciar que se le habían sustraído del interior de un joyero que guardaba en el armario del dormitorio, varias joyas y un reloj de oro macizo valorados en aproximadamente diez mil euros.

La víctima también informó a los agentes que la última vez que vio la joyas fue un mes antes; que no había nada forzado en la vivienda y que no sospechaba de nadie, aunque recientemente habían estado trabajando en su casa unos pintores y que una mujer y sus hijas trabajan desde hace quince años en la limpieza de su domicilio.

Tras la denuncia, la Guardia Civil ha conseguido averiguar que los detenidos han vendido las joyas en distintos establecimientos de compraventa de oro de Granada, Atarfe y Albolote;  y los agentes incluso han recuperado algunas de las joyas sustraídas.

Tras la detención de los dos jóvenes por este primer hurto, la Guardia Civil ha averiguado que la detenida acompañaba a su madre a trabajar en un domicilio cercano y que a los propietarios también les habían sustraído joyas valoradas en dos mil euros. Los agentes han descubierto que estas joyas fueron vendidas en dos establecimientos de compraventa de oro deLa Zubia y Granada entre los meses de julio y septiembre.

Los detenidos han reconocido los hechos y que gastaron el dinero conseguido en ropa y en sendos abonos para un club de fútbol granadino, y han entregado un valioso anillo sustraído en esta última vivienda a los agentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *