Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

La Guardia Civil descubre un fusil de asalto y una pistola en un centro de envasado de marihuana

Los agentes intervinieron además de las armas y munición, 13,4 kilos de marihuana, casi 6000 euros, un chaleco antibalas y 6 teléfonos móviles

Efectos incautados por la Guardia Civil | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

La Guardia Civil ha descubierto en el término municipal de Dúrcal, en el marco de la operación Ermita 579, un centro de envasado de marihuana donde los narcotraficantes contaban con un fusil de asalto Savage y una pistola Zavodi Crvena de 9 mm. parabellum, de fabricación yugoslava, municionada con 6 cartuchos.

En esta operación la Guardia Civil ha detenido hasta este momento a 2 individuos de 32 años de edad, por los delitos de pertenencia a banda criminal, tenencia ilícita de armas, cultivo y elaboración de droga y defraudación de fluido eléctrico.

Además de las armas, la Guardia Civil ha intervenido munición del calibre 9 mm. parabellum y del calibre 32, 13,4 kilos de marihuana, 5880 € en efectivo, 1 báscula de precisión, 2 prensas hidráulicas de 10 tn., 2 envasadoras al vacío, 1 chaleco antibalas y 6 teléfonos móviles.

La Guardia Civil averiguó que en dos cortijos en las afueras del municipio de Dúrcal se habían instalado recientemente dos individuos, uno de ellos de nacionalidad brasileña, cuyo alquiler por un año lo habían abonado íntegro y con dinero en mano, por lo que se sospechó que pudieran dedicarse a algún tipo de actividad ilícita y se inició una investigación para dilucidarlo.

Las pesquisas permitieron a los agentes averiguar que en uno de los cortijos se cultivaba cannabis sativa, mientras que en el otro se secaba la marihuana y se envasaba al vacío para posteriormente enviarla a Suiza y Alemania.

La Guardia Civil explotó esta operación el pasado día 21 de noviembre por la tarde, momento en el que se registraron los dos cortijos, se intervinieron las armas y la marihuana y se detuvieron a dos personas.

La Guardia Civil ha contado con la colaboración de técnicos de la empresa Endesa. Esta empresa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *