Domingo, 22 enero, 2017

La Guardia Civil descubre más de 2500 plantas de cannabis sativa en un poblado marginal de Fuente Vaqueros

Durante los registros aparecieron dos zulos con más de quinientas plantas de cannabis.



image_print

La Guardia Civil, en el marco de la operación Aspa, ha llevado a cabo una importante actuación contra el cultivo ilegal de cannabis sativa en un poblado marginal de Fuente Vaqueros, interviniendo dos mil quinientas treinta de estas plantas en avanzado estado de floración y deteniendo a dos personas por los delitos de tenencia ilícita de armas, contra la salud pública por cultivo de droga y de defraudación de fluido eléctrico.

Además de las plantas de cannabis sativa, la Guardia Civil se ha incautado de tres kilos de marihuana y de una pistola de fuego real municionada; y además ha intervenido ciento cinco focos, ciento cinco transformadores, ciento veinticinco bombillas halógenas de gran potencia, dieciséis aparatos de aire acondicionado, veinte ventiladores y quince filtros de carbono, lo que da una idea del tamaño de la plantación “indoor” y de la ingente cantidad de electricidad que esta demandaba.

Las detenciones se produjeron en Fuente Vaqueros el pasado día 21 de noviembre por la tarde y los detenidos son un matrimonio de cuarenta y dos y cuarenta y tres años de edad respectivamente. A ambos le constan antecedentes policiales.

No obstante, las investigaciones que han permitido estas detenciones comenzaron el pasado mes de junio después de que la Guardia Civil averiguara que en la zona conocida como Era Empedrada de Fuente Vaqueros se cultivaba cannabis sativa en grandes cantidades para posteriormente venderlo en el extranjero.

En esta zona de Fuente Vaqueros, antiguos secaderos de tabaco han dado paso a un poblado con calles laberínticas al que no es posible acceder sin ser detectado, por lo que la vigilancia de este lugar la ha realizado la Guardia Civil desde el aire con helicóptero.

Una vez que se identificó la edificación en la que presumiblemente se encontraba la plantación de cannabis, la Guardia Civil, previa autorización judicial, montó un dispositivo en torno a este poblado para registrar dicha vivienda y las zonas aledañas.

Durante los registros que la Guardia Civil realizó ese día, encontró en uno de los dormitorios de la vivienda una pistola marca Ekol municionada con cartuchos con postas, y una bolsa que contenía tres kilos de marihuana.

Además descubrió que desde esta vivienda salía una toma ilegal de corriente eléctrica que alimentaba las habitaciones contiguas levantadas junto a ella. En estas habitaciones crecían la mayoría de las plantas de cannabis sativa intervenidas.

La Guardia Civil también encontraron en un patio aledaño al edificio y cubierto de escombros, dos zulos en los que crecían más de quinientas plantas de cannabis sativa.

Esta operación ha sido realizada por los agentes del Área de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de Pinos Puente, y ha contado con la colaboración de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia y con agentes del Puesto de Fuente Vaqueros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *