Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

La gastronomía granadina, el entrante para Fitur 2016

Tapas de bocado, pastela moruna, pulpo de Motril son algunos de los productos que tienen hoy una cita en Madrid en calidad de representantes granadinos

Presentación en el Ayuntamiento | Foto: Getly Arce
Sofia Plaza | @sofiaPlaza


image_print

Granada mostrará este martes, en el preludio de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), lo mejor de su gastronomía en un almuerzo con medios de comunicación especializados, en el que participan prestigiosos restaurantes de la capital y provincia. Una iniciativa que arrancó hace diez años y que nunca ha repetido restaurante sirve para acercar Granada a los críticos gastronómicos, periodistas especializados y líderes de opinión que por su ritmo de vida diario no pueden acercarse a la ciudad de la Alhambra.

El hotel Wellington de Madrid es el encargado de acoger esta cita gastronómica presidida por el alcalde de Granada, Jose Torres Hurtado, el presidente de la Diputación, José Entrena, y el presidente de la Federación de Hostelería, Trinitario Betoret, con la colaboración del periodista y experto gastronómico granadino Pablo Amate.

Se trata de un menú gastronómico, elaborado exclusivamente con productos granadinos, “no es una comilona, está todo muy medido, cada detalle cuidado. Se trata de comida tradicional pero adaptada al siglo XIX. Además, esta cita es un examen en el que nos jugamos el turismo gastronómico de la ciudad que da tantos puestos de trabajo”, explica Amate.

El menú este año arrancará con unas ‘Tapas de bocado’, para que no llenen, una variedad de delicias compuestas por cremoso de cabra con pan de especias, mini pastela moruna con pasas y dátiles y pulpo de Motril frito con confitura de naranja del Valle de Lecrín. También se servirán cartuchos crocantes de boquerones en vinagre; buñuelos de pintarroja en adobo, tostas de milhojas de mango, chips de boniato o atún mediterráneo en escabeche, entre otras propuestas.

En el capítulo del almuerzo, los comensales degustarán para comenzar una ensalada de pescado blanco y gamba de Motril con frutos de la Costa Tropical, que será preparada por el restaurante ‘Sibarius’. Seguidamente, ‘El Conjuro de Calahonda’ ofrecerá una raya con fideos aparte. El postre correrá a cargo del ‘Carmen de Isabela’, que propondrá un mosaico de crema de azahar y mango de Almuñécar sobre bizcocho nazarí de almendras. “Preparar todo esto es un trabajo de cuatro meses. No son platos inventados, se pueden comer en los restaurantes”, explica Amate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *