Domingo, 19 Noviembre, 2017

            

La futura ordenanza del Taxi en Granada pondrá coto a las licencias y desarrollará las obligaciones de taxista y usuario

La Real Federación de Hermandades y Cofradía de Semana Santa de Granada ha hecho público los horarios e itinerarios de la Semana Santa de Granada para este año.

Uno de los instantes que dejó la Semana Santa del año pasado | Foto: Román Callejón


image_print

El sector del taxi en Granada vive días de cambios. A la próxima extinción del Instituto Metropolitano del Taxi se le sumará en los meses venideros la actualización de la ordenanza municipal que regula el servicio. Las clave de la puesta a punto de una ordenanza que tiene 25 años de vida las ha ofrecido esta mañana Telesfora Ruiz, concejal de Movilidad, junto con representantes de la gremial del Taxi. En esencia, la nueva ordenanza trae al siglo XXI numerosos aspectos del servicio, como el número necesario de taxis por habitante, los derechos y deberes de conductores y usuarios e incluso la preparación necesaria para ofrecer un transporte de calidad.

SOBRAN LICENCIAS

La principal novedad que traerá una ordenanza llamada a ser aprobada en el pleno de abril tiene que ver con las licencias que se otorgarán porque, sencillamente, no se otorgarán. No por lo menos hasta que la nueva ratio de taxis -1,7 por cada mil habitantes- se normalice. En la actualidad y según ha explicado Telesfora Ruiz, en Granada capital sobran más de 100 taxis de un total de 565. Esta medida, asegura la concejal de Movilidad, era necesaria para asegurar que haya trabajo para todos los taxistas y, aunque no ha adelantado en qué momento se volverán a conceder, sí ha ejemplificado uno de los escenarios en los que sería posible volver a expedir nuevos permisos: “un PTS a pleno rendimiento, con el Centro Comercial Nevada… digamos que tiene mucho tirón y faltarían taxis”.

Por su parte, los profesionales del taxi no solo verán sus derechos y obligaciones desarrollados con la nueva ordenanza -como el derecho a no recoger a personas ebrias o que supongan un riesgo para la integridad del conductor-, sino que se distinguirá entre el propietario de la licencia y personal autorizado. Así, a la licencia necesaria para desarrollar el servicio será necesario sumarle un permiso municipal que se conseguirá tras pasar un examen; la prueba consistirá en demostrar conocimientos del callejero de Granada, de zonas de interés turístico o de la legislación propia del sector.

Además, entre los requisitos se que pedirán a partir de ahora se contará la posesión del título de ESO. El conocimiento de idiomas, principalmente inglés, no será en principio necesario aunque Telesfora Ruiz no ha cerrado la puerta a la posibilidad de pedir este tipo de conocimientos a los futuros profesionales.

VEHÍCULOS MÁS CÓMODOS Y ADAPTADOS

La regulación que llegará en abril instalará un nuevo formado de diseños exteriores para que todos los taxis sean homogéneos, pero la mayor novedad para el cliente estará en el interior del vehículo: la longitud del vehículo deberá de ser de 4,3 metros y el maletero deberá tener al menos 330 litros de capacidad. Se busca, según la concejala de Movilidad, una mayor comodidad del usuario.

Por su parte, las personas con movilidad reducida tendrán una mayor flota a su disposición, de acuerdo con la ley andaluza que cifra en un 5% la tasa de taxis adaptados a estas personas. En la actualidad, Granada no llega a ese número pero la idea es que para 2017 esta carencia se subsane.

LA GREMIAL DEL TAXI, CONTENTA

Esta ordenanza municipal ha sido desarrollada conjuntamente con la gremial del taxi granadino, por lo que sus representantes han valorado de “muy positivo” el nuevo marco legal que regulará su profesión. “Llevamos dos años trabajando en ella y creemos que se ha quedado bastante completa”.

ÁREA METROPOLITANA 

El Instituto Metropolitano del Taxi nació en 2007 con la intención de convertir en única el área de servicio del cinturón metropolitano. Este objetivo, según ha explicado Telesfora Ruiz, no podido ser cumplido debido a la crisis económica y el descenso del volumen de trabajo, que la gremial cifra en picos de hasta el 50%. Así, ahora la movilidad entre los pueblos y la ciudad quedará en manos de los distintos acuerdos puntuales a los que se lleguen desde los ayuntamientos del cinturón.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Donde se puede encontrar un examen con la nueva ordenanza municipal, un ejemplo del examen nos vendria bien a futuros taxistas