Viernes, 14 de Diciembre de 2018

            

La Fundación Botín invertirá 500.000 euros en la empresa granadina Innitius

Irá destinado a la finalización del proyecto 'Fine Birth'

Trabajadores de la empresa granadina Innitius | EP
EP


image_print

El programa ‘Mind the Gap’ de la Fundación Botín invertirá cerca de 850.000 euros en el desarrollo de dos nuevas empresas españolas de base biotecnológica, entre las que se encuentra la empresa granadina Innitius, una entidad surgida de una investigadora del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (Ibs. Granada), fruto de la colaboración entre la Universidad de Granada y el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

La empresa Innitius está desarrollando el dispositivo ‘Fine Birth’, una nueva tecnología basada en el uso de ultrasonidos de torsión para el diagnóstico temprano y efectivo de patologías asociadas al momento del parto: el nacimiento prematuro y la inducción al parto, tal y como explica un comunicado de la Fundación Botín.

Según la Organización Mundial de la Salud, los partos prematuros son la primera causa de mortalidad infantil en los países desarrollados y la segunda en aquellos en vías de desarrollo. Así, sus previsiones auguran que, de los trece millones de niños nacidos en partos prematuros en 2015, “un millón morirá antes de cumplir los cinco años”, unas cifras que le han llevado a fijar esta patología como el IV Objetivo del Milenio.

Este nuevo dispositivo, bautizado como ‘Fine Birth’, apuesta por “reemplazar a las actuales técnicas de diagnóstico que apenas cuentan con un 30 por ciento de fiabilidad para los especialistas”. A falta aún de realizarse los ensayos clínicos válidos regulatoriamente, se estima que ‘Fine Birth’ permitirá, “como mínimo, duplicar la capacidad de detección del parto prematuro de los actuales métodos de diagnóstico“.

Esta mejora permitiría al ginecólogo programar con tiempo suficiente tratamientos específicos que ayuden a retrasar, tanto como sea posible, el momento del parto, reduciendo al máximo el impacto sanitario, social y económico de la prematuridad, según la fundación.

A pesar de ser una compañía fundada a finales de 2017, Innitius lleva trabajando desde 2012 en el desarrollo del sistema de sensores en el que se basa el funcionamiento de ‘Fine Birth’ y la aplicación clínica que trata.

Tras haber sido financiado en la etapa de investigación por entidades como el Ministerio de Industria y Competitividad de España (Mineco), el Instituto de Salud Carlos III, la Fundación para la Investigación Biosanitaria de Andalucía Oriental (Fibao), Obra Social La Caixa & Caixa Capital Risc, ha sido seleccionado en 2017 para formar parte del programa ‘Mind the Gap’ de la Fundación Botín.

Así, en diciembre de ese año, ‘Mind the Gap’ formalizó “el compromiso con la empresa andaluza Innitius para cerrar la primera ampliación de capital de la misma”. De esta forma, el programa aportará 500.000 euros en dos años, una cuantía con la que Innitius pretende finalizar el desarrollo del dispositivo, que será utilizado en los ensayos clínicos válidos para la obtención del marcado CE.

También servirá para iniciar la ejecución de dichos ensayos en hospitales de Granada, Barcelona y Londres; establecer las primeras tomas de contacto con los sistemas sanitarios y prepararse para la industrialización de la tecnología, con vistas a una posible salida al mercado en 2020.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.