Martes, 21 Noviembre, 2017

            

La Fundación Amancio Ortega aporta 4 millones de euros en dos años a la Federación Española de Bancos de Alimentos

FESBAL ha podido adquirir nuevos equipos, maquinaria y vehículos como cámaras frigoríficas, básculas, carretillas, traspaletas, furgonetas, fregadoras y estanterías

El empresario Amancio Ortega | Archivo GD
EP


image_print

La Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) ha realizado un balance sobre su convenio de colaboración con la Fundación Amancio Ortega (FAO), firmado a finales de 2014 y que ha implicado una donación económica de 4 millones de euros. El convenido ha supuesto “un fuerte impulso para que los Bancos de Alimentos federados hayan renovado/potenciado su infraestructura, profesionalizado su gestión y consolidado sus actividades”, afirman desde FESBAL.

Así, se han podido mejorar las infraestructuras, las instalaciones, la maquinaria y vehículos de transporte y crear un nuevo sistema de prevención y formación en riesgos laborales. A pesar de que se ha reducido el número de personas beneficiarias de 1.667.474 en 2014, a 1.511.085 en 2016, el convenio de colaboración con la FAO ha ayudado a la hora de incrementar la distribución de alimentos por parte de los Bancos de Alimentos, pasando de unos 142 millones de kilos en 2014 a los más de 153 millones de kilos en 2016, y aumentar el número de voluntarios permanentes de 2.747 voluntarios en 2014 a 3.225 en 2016.

Igualmente, se ha ampliado el número de entidades benéficas atendidas FESBAL, es decir, las que entregan los alimentos a las familias más desfavorecidas. En estos dos años, se ha pasado de 8.652 ONGs en 2014 a 8.875 entidades benéficas de reparto o de consumo, en caso de los comedores sociales, a las que llegaron los bancos de alimentos en 2016.

Concretamente, a través de la Mesa de Compras conjunta, creada en el convenio, FESBAL ha podido adquirir nuevos equipos, maquinaria y vehículos como cámaras frigoríficas, básculas, carretillas, traspaletas, furgonetas, fregadoras y estanterías para almacenes, así como también reacondicionar o comprar naves de almacenamiento. Por otra parte, esta donación ha servido también para hacer frente a una parte de los gastos corrientes de transporte y combustible, de teléfonos y correos y de electricidad, entre otros gastos de administración de sus actividades.

Además, una parte de la donación se ha dedicado al refuerzo de la Coordinación y Gestión General de los Bancos de Alimentos de España, a través de la implantación del Proyecto de Riesgos Laborales (PRL), y el desarrollo del Programa Tribal, cuyo objetivo es mejorar la gestión digitalizada y coordinada de los alimentos por parte de los Bancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *