Sábado, 27 Mayo, 2017

La Fiscalía se opone a que Urdangarin sea imputado

Manos Limpias considera en el escrito que presentó que los tres imputados son presuntamente responsables de un delito de blanqueo por cuanto se lucraron "en su propio beneficio"

E.P.


image_print

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado este martes un escrito en el que se opone a la petición del sindicato Manos Limpias de que Iñaki Urdangarin sea imputado por un delito de blanqueo de capitales, una solicitud que la acusación popular también extiende al exsocio del Duque de Palma, Diego Torres, y a la mujer de éste, Ana María Tejeiro.

Así lo han informado fuentes de la investigación a Europa Press, que han precisado que, en su escrito, el fiscal Pedro Horrach muestra su disconformidad con esta diligencia de investigación al alegar que todos ellos ya han sido interrogados por este supuesto ilícito.

El propio Torres se opuso a que tanto él como su esposa fuesen encausados por este motivo, contraponiendo la actuación de Tejeiro al papel ejercido por la Infanta Cristina al frente de Nóos y de la sociedad de la que es copropietaria junto a su marido, Aizoon, a través de 71 argumentos. El juez José Castro dio diez días a las partes para que se pronunciasen sobre la petición de Manos Limpias.

En concreto, Manos Limpias considera en el escrito que presentó que los tres imputados son presuntamente responsables de un delito de blanqueo por cuanto se lucraron “en su propio beneficio” del dinero que de forma ilícita obtuvieron de las Administraciones públicas a través del Instituto Nóos y que posteriormente desviaron a sociedades de su entramado empresarial.

Dinero que, según la letrada que representa al sindicato, “es fruto de presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude fiscal y falsificación documental, entre otros”. Manos Limpias considera asimismo que habrían lavado los fondos que supuestamente habían defraudado antes a la Agencia Tributaria.

Después de que el juez instructor del caso Nóos diese diez días de plazo a las partes personadas para que alegaran lo que estimaran conveniente sobre la petición de la acusación popular, la defensa de Torres presentó un escrito en el que desvinculaba a sus patrocinados de un presunto delito de blanqueo y hacía hincapié, por el contrario, en los gastos personales en que habrían incurrido los Duques a través de Aizoon o la presunta mediación del Rey don Juan Carlos en favor de iniciativas promovidas por Urdangarin.

Así, haciendo alusión velada en más de quince ocasiones al Rey don Juan Carlos o a la Casa Real, el letrado subrayaba cómo en ningún documento de Hacienda figura una donación por parte de su padre de 1,2 millones de euros “sin ninguna previsión para pagar impuesto de sociedades”.

El abogado de Torres se refería en concreto a la transferencia de 1,2 millones que el Rey don Juan Carlos transfirió en 2004 a una cuenta titularidad de los Duques de Palma, y que según la Infanta fue un préstamo que recibieron del Monarca como ayuda para la compra del palacete de Pedralbes, en Barcelona. “Ningún funcionario de la Hacienda Pública ha asesorado a Tejeiro para pergeñar que una donación fuera transparente y presuntamente camuflarla como préstamo”, incidía el letrado al respecto.

En un duro escrito, de once páginas, el abogado Manuel González Peeters proseguía con las comparaciones entre Tejeiro y Doña Cristina al recalcar que “no es el padre” de la primera “quien durante la recepción del Día de la Hispanidad, el 12 de octubre de 2007, le comunica a ella y a su marido que ha conseguido 110 millones de patrocinio para su proyecto de vela”, en velada alusión a la iniciativa Ayre impulsada por el Duque.

En esta misma línea, González Peeters sostenía que “no fue una amiga entrañable del padre de Tejeiro”, en alusión a la noble alemana Corinna Sayn Wittgenstein por su relación de amistad con el Rey, “quien propuso presidir la Fundación Laureus”. Y es que, según uno de los numerosos correos entregados por Torres al juez, Urdangarin pedía a Corinna formar parte de la fundación de ésta, la Fundación Laureus, por recomendación del Rey don Juan Carlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *