Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

La Fiscalía pide elevar la condena a Pantoja para que vaya a prisión

Un aumento en el número de años de la condena llevaría a la cantante "inevitablemente" a la cárcel

E.P


image_print

El fiscal del Tribunal Supremo considera que la sentencia de la Audiencia de Málaga que condenó a Isabel Pantoja a dos años de cárcel y multa de 1,1 millones por un delito de blanqueo tiene “intenciones complacientes” y ha pedido este jueves que el tribunal aumente a tres años, tres meses y un día de prisión y multa de 2,2 millones de euros la pena al considerar que cometió un delito de blanqueo de capìtales continuado.

En la vista pública celebrada este jueves en el Supremo, el fiscal ha considerado que la sentencia de origen tiene “intenciones complacientes”, el abogado que defiende a la cantante ha dado a entender que la cantante tenía la “enfermedad” del amor y, por ello, sin “capacidad crítica”.

En la sesión, la Sala, presidida por Julián Sánchez Melgar, se han visto los recursos presentados por las partes contra la sentencia de la Audiencia de Málaga que condenó al exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz, a sus exparejas, Isabel Pantoja y Maite Zaldívar, y a otras cuatro personas más por blanqueo de capitales. La de hoy ha sido la primera vista pública para Ana Ferrer, la primera mujer que forma parte de la Sala de lo Penal del Supremo.

El recurso del fiscal consta de un único motivo, que se refiere a que la Sección Segunda de la Audiencia de Málaga no apreció la continuidad delictiva a la hora de condenar a Pantoja, estimando el ministerio público que “la calificación correcta de los hechos probados sería la de delito continuado de blanqueo de bienes”. La Fiscalía Anticorrupción mantuvo desde el principio de la causa esta acusación por delito continuado.

El fiscal ha mantenido que los hechos cometidos por la cantante “no pueden incorporarse en una unidad natural de acción porque han sido muchos y diversos” y ha mantenido que “se llevaron a acabo episodios ontológicamente diferentes con autonomía y entidad propia y con la misma intención”, la de devolver a los circuitos legales el dinero ilegal.

“RAZONES QUE MUCHOS ADIVINAN”

Además, el representante del Ministerio Público ha dudado de las “intenciones complacientes” de la Audiencia malagueña con Pantoja pero –ha añadido– “hay razones que a pocos se les escapan y muchos adivinan”. “La sentencia es improcedente”, ha concluido el fiscal que ha subrayado que de imponerse la pena solicitada, ésta “inevitablemente conduciría a prisión a la condenada”.

Para el fiscal “la cosa está clarísima” y así ha relatado que Julián Muñoz fue concejal, alcalde y presidente de sociedades municipales creadas para el “enorme expolio” cometido en el Ayuntamiento de Marbella y que dio lugar a que fuera encausado en casi cien procesos y ya condenado en una treintena de ellos, mientras que Isabel Pantoja cometió la ocultación del origen de los bienes a través de cuentas y de inversiones en bienes inmuebles que se compraban con ese dinero espurio.

De ese modo no entiende cómo “con todos los mimbres” existentes la sentencia de la Audiencia Provincial “desoye la doctrina del Tribunal Supremo” y no ve un delito continuado.

DESCONOCÍA QUE EL DINERO PUDIERA SER ILÍCITO

Por su parte, la defensa de la cantante ha pedido la absolución de ésta y ha defendido el origen lícito del dinero empleado para la compra del apartamento en el hotel Guadalpín y la del chalet ‘Mi Gitana’, en la urbanización La Pera, así como el del que se manejaba en efectivo en las cuentas.

“Son dineros lícitamente obtenidos por Muñoz como alcalde y otros lícitamente obtenidos por Pantoja a raíz de su actividad artística e industrial y de lo heredado tras la muerte de su marido; hay una concurrencia de dinero lícito más que suficiente para cubrir las operaciones que se realizan, no existe un juicio que acredite la naturaleza ilícita de los bienes usados en esas tres operaciones”, ha insistido.

Además, el abogado ha puesto en duda que Pantoja pudiera saber de la ilicitud del dinero de Muñoz o conociera hasta qué punto éste estaba inmerso en procedimientos judiciales por ese motivo ya que el grueso de las sentencias condenatorias no llegaron hasta tiempo después de que su relación sentimental hubiera concluido. “Solo una sospecha infundada puede hacer pensar que ella tuviera conocimiento del orígen ilícito de los fondos”, ha dicho el abogado.

Por último, el abogado de la tonadillera ha aludido a que ésta estaba enamorada y ha pedido al alto tribunal que tenga en cuenta de que atravesaba “una situación anímica muy especial” por la que tendría una gran “confianza” en su pareja. Incluso mencionando al filósofo Ortega y Gasset y a los endocrinos, el abogado ha señalado que “la persona que padece esa enfermedad” tiene “absolutamente alteradas” las hormonas y está “lejos de cualquier capacidad crítica”.

RECURSOS DE LOS ZALDÍVAR

Entre los recursos analizados en la vista pública de este jueves también está el de Maite Zaldívar, que fue condenada por la Audiencia de Málaga a tres años y tres meses de prisión por un delito continuado de blanqueo de capitales, negó en su recurso que su defendida cometiera el delito y reiteró que no conocía un supuesto origen ilegal del dinero de su exmarido y exalcalde marbellí.

“Actuó creyendo en la procedencia legal del dinero que traía a casa Julián Muñoz, pensando que pudiera venir de pagos en B del Ayuntamiento o del partido” ha defendido el abogado de Zaldívar, que ha pedido que se diferencie entre el dinero opaco a la Hacienda Pública y el negro y que también ha mantenido que para las mujeres unidas sentimentalmente a políticos que han actuado con una apariencia de honorabilidad es “muy difícil apreciar el origen del dinero”.

La defensa de la mujer de Muñoz se ha preguntado por qué si Zaldívar y Pantoja cometieron los mismos delitos sus consecuencias punitivas fueron diferentes y, de ese modo, ha pedido que a la primera también se le imponga una pena de dos años, igual que la de la cantante.

Del mismo modo, la defensa de Jesús Zaldívar, hermano de Maite, ha mantenido en la vista pública que “no hay ni una sola prueba que acredite” que éste “tenía conocimiento del origen delictivo del dinero”. El abogado ha intentado convencer al tribunal de la “situación complicada” en la que se puede encontrar una persona cuando un “familiar político” le pide ayuda para ocultar a Hacienda un dinero y ha mantenido que como tal “no tiene la misma conciencia de haber delinquido” que el propio político.

“La personalidad institucional corrupta decide libremente su destino, decide cometer el delito sabiendo las consecuencias, es indiscutible, pero eso no se puede afirmar para los familiares”, ha añadido.

Cabe recordar que el exalcalde anunció su intención de recurrir la condena a siete años de prisión por un delito continuado de blanqueo y otro de cohecho de este caso, una pieza separada de Malaya. Muñoz, que se encuentra en la cárcel desde que se leyó públicamente el fallo de la sentencia, desistió finalmente de formalizar ese recurso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *