Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

            

La Fiscalía pide cárcel para dos acusados de cultivo de droga en una vivienda de Motril

Los agentes de Policía Nacional halló dos trozos de color blanco que resultaron ser unos 43 gramos de cocaína, valorados en 2.542 euros, así como 92 plantas y una bolsa de cannabis, valorados en 8.885 euros

Audiencia Provincial de Granada | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Fiscalía pide penas de seis y cinco años de cárcel para dos acusados de tener una plantación de marihuana en una vivienda de Motril (Granada), en la que también fueron hallados unos 43 gramos de cocaína, y 17.236 euros en metálico.

Se trata de un varón de 31 años y una mujer de 30 con numerosos antecedentes judiciales, con sentencias condenatorias firmes en relación con delitos de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas, según consta en el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press.

En este caso, los dos acusados por supuestos delitos contra la salud pública y defraudación de fluidos habrían sido responsables del “cultivo, almacenaje y venta de sustancias estupefacientes”, en concreto marihuana.

Durante el día 11 de enero de 2017, el Juzgado de Instrucción 1 de Motril autorizó la entrada y registro en el domicilio de esta ciudad de la costa de Granada en que se habrían estado desarrollando los hechos.

Los agentes de Policía Nacional halló en ella dos trozos de color blanco que resultaron ser unos 43 gramos de cocaína, valorados en 2.542 euros, así como 92 plantas y una bolsa de cannabis, valorados en 8.885 euros. Habrían estado en ambos casos destinados a la “venta al por menor”, detalla la Fiscalía.

También se intervinieron en el registro de la vivienda y de un anexo a la misma una balanza de precisión, tres ventiladores, seis focos de alta potencia, seis transformadores y un humidificador, así como la cantidad de 17.236 euros “procedentes de la venta de cocaína y marihuana”.

El acusado se enfrenta por la presunta comisión del delito contra la salud pública a una petición fiscal de pena de cárcel de seis años, que son cinco en lo referente a la acusada, y, en ambos casos, de multas de 20.000 euros, a las que se suman otras de 7.200 euros por el de defraudación de fluido eléctrico.

El inculpado “no disponía de contrato de suministro eléctrico” en la vivienda y “había realizado un enganche directo de la red”, el cual “fue eliminado por un operario de Endesa”. El consumo obtenido de forma supuestamente ilícita tendría un valor de 7.722 euros.

Está previsto que los hechos sean enjuiciados en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada el próximo 17 de mayo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.