Viernes, 28 Julio, 2017

            

La Federación Arco Iris premia a 12 mujeres andaluzas y propone una celebración sostenible del ‘Día de la Madre’

En Granada premian a Elena Ortiz, madre lesbiana junto a su esposa y 2 hijas con residencia en Loja

Gabinete


image_print

El primer domingo de Mayo se celebra en España el Día de la Madre, “una fecha en la que premiar la entrega y el amor de las madres por sus hijos e hijas”, afirman desde la Federación Arco Iris, entidad que lucha por el respeto hacia las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Este año por primera vez desde Arco Iris, en colaboración con la asociación “Familias por la Diversidad”, aprovechan esta celebración para “visibilizar a madres que son un ejemplo a seguir”, afirma Gonzalo Serrano, presidente de la Federación. “Hemos seleccionado a 12 madres andaluzas a las que premiaremos por su amor, entrega y coraje”.

Además desde Arco Iris señalan que esta fecha se ha convertido en “un día de obligado consumo bajo la falsa premisa de que felicitar a una madre pasa por comprarle un regalo”. Reivindican la necesidad de abandonar la mercantilización de las relaciones y proponen estrategias para dar sin necesidad de comprar, desde el reciclado de una tarjeta de felicitación a las “muestras directas de amor: unas palabras, una sonrisa y un beso”.

MADRE ARCO IRIS DE ANDALUCÍA 2014

El jurado de la Federación Arco Iris, compuesto por personas de todas las entidades miembro, ha decidido por unanimidad conceder el premio “Madre Arco Iris de Andalucía 2014” a Pilar Sánchez, madre malagueña de 3 menores.

El hijo mayor de Pilar está en plena adolescencia, el siguiente tiene síndrome de Asperger y la pequeña es transexual. “Gracias a esta madre muchas personas saben hoy en Andalucía y en toda España que las personas transexuales, igual que el resto, comenzamos a exteriorizar nuestra identidad de género a los 4, 5 ó 6 años, y que es a esta edad cuando alguien a quien hemos bautizado como Manolito y tratado como a un niño desde su nacimiento puede empezar a hacernos saber que se siente niña y que preferiría que le llamaran con un nombre de niña”, explica Gonzalo Serrano.

Desde Arco Iris entregan el premio a Pilar por “la defensa que esta madre ha hecho de la dignidad de su hija frente a la falta de tolerancia y compasión mostrada por el colegio religioso donde la pequeña acudía a clases”. El premio le será entregado el próximo sábado 17 de mayo, día contra la homofobia y la transfobia, en el encuentro regional que la Federación Arco Iris organiza en Granada.

PREMIADAS EN LAS 8 PROVINCIAS:

Además la Federación ARCO IRIS ha concedido premios a madres en cada una de las 8 provincias andaluzas.

ALMERÍA: Pilar López es madre de 2 niños, de 6 y 1 año, que le suelen acompañar en innumerables acciones a pie de calle. Esta madre activista licenciada en químicas y profesora de tecnología es responsable de la secretaría de la mujer del sindicato USTEA en Almería. Pilar participa en la Marea Violeta y colabora habitualmente en campañas de educación sexual, contra la violencia de género y la homofobia. “Pilar es un ejemplo de mujer comprometida con la igualdad, lo que demuestra también en la educación de sus peques, apostando por juguetes no sexistas y cuentos donde el amor no depende del sexo de los personajes”.

CÁDIZ: Pepa Bernal tiene 2 hijas y 1 hijo. Vive en Chiclana de la Frontera en la provincia de Cádiz y en casa ha propiciado un ambiente de completa naturalidad en relación a la diversidad de orientación sexual. Su hijo Tomás cuenta “en casa nunca sentí que hiciera falta explicar que yo era gay, pues se podía hablar abiertamente sin necesidad de etiquetas”. Igual afirma su hermana Cristina, quien tampoco tuvo nunca que ocultar en el hogar familiar su atracción por otras mujeres. Pepa es una madre abierta y tolerante.

CÓRDOBA: Carmen Marinero tiene un hijo gay. Hace años Carmen se acercó a la asociación de padres y madres con hijos homosexuales para ser voluntaria porque quería comprender mejor a su hijo, apoyarlo en todo lo que hiciera falta y ayudar a otras madres a aceptar la realidad. “No tiene sentido querer cambiar a nuestros hijos y quienes lo intentan suelen alejarlos de su lado”. Carmen es un ejemplo de madre valiente que da la cara por su hijo donde haga falta.

GRANADA: Elena Ortiz es madre lesbiana. Vive en Loja, municipio granadino donde educa a sus 2 hijas junto a su esposa. Elena es un ejemplo de activismo en primera persona: en los años 90 participaba en las reuniones del movimiento LGBT en Málaga, años después pasó a ser una de las primeras mujeres policías y con el tiempo llegó a ocupar el cargo de jefa de la policía local de Loja. “Elena es un ejemplo de normalidad, conformando junto a su mujer y a sus hijas una familia homoparental visible que merece el premio Arco Iris”.

HUELVA: Cristina Robledo tiene una hija lesbiana a la que siempre ha apoyado. “Cuando creces con el sostén de tu familia es mucho más fácil tomar las decisiones correctas en la vida y seguir las propias señales”, comenta su hija. Cristina es un ejemplo de madre que escucha y empatiza.

JAÉN: Rosa Tuñón es una madre cercana comprensiva. “Desde siempre me ha ofrecido su confianza: le he contado las cosas que me han pasado y ella me ha escuchado y aconsejado”, comenta su hija lesbiana. “Al principio había cosas que ella no conocía y le fui explicando: siempre estaba abierta a aprender”. Rosa, que vive en el municipio jienense de Bailén, afirma a menudo en tono jocoso: “Con un hijo y una hija en casa nunca se me pasó por la cabeza que tendría dos nueras”. En casa de Rosa el hecho de que a su hija le gusten las mujeres se vive con total naturalidad.

MÁLAGA: Además de a Pilar Sánchez, en la provincia de Málaga los grupos locales de Arco Iris en Estepona, Ronda, Marbella y Vélez-Málaga han seleccionado a 4 madres ejemplares a las que harán entrega del premio en Marbella el próximo sábado 10 de mayo, en un evento público en la Avenida del Mar. Dos de las madres premiadas lo son por su apoyo a sus hijas transexuales: Magdalena en Vélez Málaga y Maria José en Marbella. Maria José ha sido otra de las madres que al inicio del curso escolar pidió a su colegio que permitiera que su hija pequeña asistiera con ropa de niña y usara el baño de las niñas, a pesar de haber nacido con genitales masculinos. Por su parte Magdalena lleva años apoyando a su hija Andrea, ya con 18 años. En Estepona Carmen Aguilar es la madre premiada tiene dos hijos gays, a los que siempre ha mostrado apoyo y comprensión, también en su pueblo natal “Almargen”. En Ronda es Hilaria Domínguez la madre premiada “por su colaboración, empatía y entusiasmo con el colectivo LGBTI”. Su hijo no es gay, sin embargo ella lucha activamente por los derechos del colectivo.

SEVILLA: Esperanza Orellana es una madre acogedora. “Tenía un hijo gay y ahora tengo dos”, comenta Esperanza desde que su hijo José David se casara con su novio de origen panameño. El marido en cambio no tiene tanta suerte con su familia: el padre se niega a aceptar la homosexualidad de su hijo y rompió la relación con éste hace más de 8 años. “Esperanza se merece este premio por partida doble por hacer de madre de los 2 y defenderlos a capa y espada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *