Lunes, 21 Agosto, 2017

            

La FAO alerta que la hambruna en Sudán del Sur es “una posibilidad cada vez más real”

Casi 5 millones de personas necesitan con urgencia asistencia alimentaria en la zona

Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha asegurado que la hambruna se ha convertido en “una posibilidad cada vez más real” en las comunidades más afectadas por el conflicto y la sequía en Sudán del Sur, donde casi 5 millones de personas necesitan con urgencia asistencia alimentaria.

Después de más de tres años de conflicto la situación que viven millones de personas en Sudán del sur es “extremadamente crítica”. La guerra civil estalló en 2013 entre las fuerzas leales al presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el grupo rebelde liderado por Riek Machar, después de que el presidente decidiera cesar a Machar como su número dos. Desde entonces, unos 3 millones de personas se han visto obligadas a desplazarse.

Este martes, se han registrado nuevos enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas sursudanesas –Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLA)– y el insurgente Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLA-IO) en la localidad petrolera de Malakal, en el norte del país.

Desde la FAO han alertado de que la producción agrícola ha alcanzado mínimos históricos, en particular la región del Alto Nilo, Gran Ecuatoria y Bhar El Ghazal, donde se encuentran la inmensa mayoría de los cultivos que proporcionan cereal en todo el país. Los niveles de malnutrición aguda entre la población han alcanzado niveles muy preocupantes, por lo que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es muy probable que este año se active la alerta por la gravedad de la situación.

Debido a la continua violencia, millones de agricultores se han visto forzados a abandonar sus casas y sus cultivos, por lo que los campos permanecen desatendidos. Se estima que durante la temporada pasada se perdieron más de la mitad de los cultivos debido a la inseguridad. En la actualidad más hay más de tres millones de desplazados internos en Sudán del Sur.

Por otro lado, la dramática sequía que está asolando al país ha provocado un grave descenso de la producción. La situación de las cosechas no parece que vaya a mejorar, ya que, de acuerdo con los expertos, se espera que la sequía continúe durante la temporada seca, que dura desde febrero a mayo.

La violencia no es la única causa por la que más de 2,3 millones de personas necesitan con urgencia asistencia alimentaria, según han señalado desde la agencia de Naciones Unidas. El país está sumido desde hace años en una profunda crisis económica, caracterizada por una inflación de más del 800 por ciento.

La población urbana es una de las más afectadas por la falta de liquidez e inflación que sufre la nación, ya que depende de los mercados de las ciudades y de los precios para tener acceso a alimentos. La inmensa mayoría de los sursudaneses son incapaces de comprar los alimentos más básicos debido a las continuas subidas de precio. Más de 400.000 personas necesitan con urgencia asistencia alimentaria urgente en las áreas urbanas de Yuba, Wau y Aweil.

La FAO ha hecho un llamamiento de urgencia para poder asistir a más de 20 millones de personas antes de que finalice el mes de febrero, a las que pretende suplir con kits de cultivo para que puedan subsistir por sus propios medios. Para ello, ha solicitado unos 61 millones de dólares para su Plan de Respuesta de Emergencia de Sudán del Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *