Jueves, 19 Octubre, 2017

            

La falta de la línea eléctrica en el eje Caparacena-Baza-La Ribina provoca la pérdida de nuevas empresas

Un 62% de los municipios de la zona se ven afectados en ese sentido, mientras que al 90% les perjudica para su oferta de servicios públicos

Imagen ilustrativa de una línea eléctrica | Foto: Archivo GD
Redacción GD - Gabinete


image_print

Municipios del norte de la provincia de Granada han perdido la posibilidad de que empresas potenciales se implantaran en ellos, con el consecuente ingreso económico para cada localidad, por la falta de la nueva línea eléctrica en el eje Caparacena-Baza-La Ribina, que afecta tanto a la provincia granadina como a la almeriense. El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero Sierra, explicó en Granada el documento remitido al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital sobre la necesidad de ejecutar la nueva línea eléctrica en este eje, un informe que señala los graves efectos que ha tenido la ausencia de esta infraestructura en la zona afectada.

La ausencia de la línea eléctrica en el eje Caparacena-Baza-La Ribina ha provocado que el 62% de los municipios afectados hayan señalado que han perdido proyectos empresariales por la falta de capacidad de suministro eléctrico. Algunos de esos proyecto hubieran posibilitado el desarrollo del sector turístico, el de la transformación del sector agrícola, de embotelladoras de agua, almazaras, granjas para productos lácteos de cabras o balnearios, entre otros. Además, el 90% de los municipios asegura que se podría haber dotado mejor la oferta de servicios públicos para la ciudadanía relacionados con colegios, agua, sanidad o instalaciones deportivas.

El informe que analiza la situación en la zona lo han elaboraron un grupo de trabajo que se constituyó y que está formado por las Delegaciones del Gobierno en Granada y en Almería; la Dirección General de Industria, Energía y Minas; el Ayuntamiento de Baza; las Diputaciones Provinciales de Granada y Almería y la Agencia Andaluza de la Energía.

El eje Caparacena-Baza-La Ribina constituye la gran demanda del Gobierno andaluz en lo relativo a infraestructuras de transporte eléctrico, ya que se ha insistido al Gobierno de España desde el año 2001 sobre la necesidad de desarrollarlo en el marco de la planificación de la red de transporte. La insistencia aumentó en 2015, cuando fue excluido de la planificación nacional.

El consejero de Empleo presenta el informe remitido al Ministerio de Energía | Foto: JM Grimaldi

El eje afecta a una zona en la que la población es de 541.863 habitantes, según los datos de 2016 del Instituto de Estadística de Andalucía. Allí, el envejecimiento de la población es agudo y, además, la tasa de desempleo es superior a la media andaluza y española. Por ello, la ejecución de esta nueva línea eléctrica contribuiría al crecimiento de la población en una zona que está abocada a la emigración y al envejecimiento, según opinan el 83% de los municipios que han participado en la encuesta realizada por la Junta a los 96 municipios afectatados por esa futura infraestructura, a la que han respondido el 72% de ellos.

La escasez de infraestructuras energéticas en la zona provoca carencias importantes para el desarrollo socioeconómico en el nordeste de la provincia de Granada y en el norte de la de Almería.

EL NUEVO EJE CAPARACENA – BAZA – LA RIBINA

La ejecución de la nueva línea eléctrica en este eje consiste en la contrucción de una nueva subestación de 400 kV en el municipio de Baza, conectada a la ya existente subestación de Caparacena de 400 kV y a la futura subestación de La Ribina de 400 kV (Almería) mediante sendas líneas en doble circuito.

Para el consejero, este eje constituye “un claro ejemplo de desarrollo de infraestructura de transporte eléctrico de carácter estructural, una infraestructura clave y estratégica para el desarrollo energético y socio-económico de Andalucía oriental, siendo un factor potencial de crecimiento, actividad y generación de riqueza y empleo”.

El nuevo eje permitiría, además, el aprovechamiento del elevado recurso renovable que existe en la zona, que actualmente cuenta con multitud de proyectos con un alto grado de madurez técnica y avance administrativo, y cuya ejecución depende de esta infraestructura, según la Junta.

PROMOTORES, A LA ESPERA DE QUE SE EJECUTE

El consejero de Fomento se reunió con la empresa promotora de proyectos de generación eléctrica Capital Energy, que ha sido adjudicataria de 720 MW eólicos en la subasta celebrada el pasado 26 de julio para el reparto de potencia renovable. La intención de la empresa es consignar 363 MW de los 720 MW asignados en la comarca de Baza y sus zonas aledañas en las provincias de Granada y Almería.

Estos proyectos, que cuentan con autorización administrativa en vigor, están a la espera de que se ejecute el eje demandado para poder construirlos y conectarlos a la red antes de finales de 2019, momento en el que le caducarían los permisos conseguidos hasta la fecha.

Según las asociaciones de promotores, hasta 2015 se contabilizan más de 1.100 MW con autorización ambiental, del orden de 850 MW con autorización administrativa y 404 MW con priorización y derechos de acceso a la red de transporte en el nudo de Baza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *