Miércoles, 15 Agosto, 2018

            

La exposición ‘Una habitación propia’ del Centro Lorca cosecha más de 15.000 visitantes

Entre el 23 de marzo y el 8 de julio, la muestra se pudo visitar en el edificio cultural que lleva el nombre del poeta de Fuente Vaqueros

Fachada del Centro Lorca durante la exposición | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

Un total de 15.059 personas han visitado la exposición ‘Una habitación propia’ en el Centro Lorca de Granada, con los primeros documentos y objetos del legado de Federico que llegaron a la ciudad de la Alhambra el pasado mes de marzo.

Entre el 23 de marzo y el 8 de julio la muestra se pudo visitar en el edificio cultural que lleva el nombre del poeta de Fuente Vaqueros (Granada) en el centro de la capital granadina, después de ser expuesta en Madrid en la sede de la Fundación Lorca.

‘Una habitación propia. Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes 1919-1936’ fue visitada en marzo, durante los días que estuvo abierta ese mes, por 1.795 personas, mientras que en abril fueron 5.820 las que acudieron a verla. En mayo, hubo 3.546 visitantes; en junio, 2.576, y en julio, 1.321, según datos del Centro Lorca a los que ha tenido acceso Europa Press.

Este último mes permaneció abierta hasta el día 8 para que coincidiera con la celebración del Festival Internacional de Música y Danza de Granada, aunque en un principio se había programado hasta el 24 de junio. En total, la exposición la visitaron 7.697 mujeres, y 6.535 hombres, mientras que hubo 817 niños.

El porcentaje de visitantes de Granada se situó en un 52,7 por ciento; el de personas del resto de España en un 28,4 por ciento; en un diez por ciento los de la Unión Europea; y en un 8,7 los del resto del mundo, con especial relevancia de Estados Unidos.

Por horarios y días, está prácticamente equiparada la afluencia entre mañanas y tardes, y los sábados se incrementó en un 20 por ciento sobre la media diaria. En cualquier caso, “la cantidad de 15.059 visitantes supone el 24 por ciento” de la “máxima capacidad de acogida”, valora el documento de análisis de resultados de la exposición, al que ha tenido acceso Europa Press.

“La capacidad de acogida en las horas de apertura del centro es, en una exposición de estas características, de cien personas a la hora en público general, y de 50 si se realiza una visita guiada”, lo que ascendería a un total de 63.000 personas, detalla el documento que tiene en cuenta aspectos como la falta de publicidad o que no “se ha organizado una actividad docente con los colegios e institutos”.

LA EXPOSICIÓN

La muestra se articuló a modo de colofón de la guarda del legado lorquiano en la Residencia de Estudiantes, enclave madrileño que marcó la obra y trayectoria artística de Federico. Compuesta por unas 200 piezas, llegó a Granada como prólogo del traslado íntegro de los fondos al Centro Lorca, construido para albergarlos en la ciudad de la Alhambra, lo cual se completó en junio.

La exposición estuvo dividida en cuatro partes, comenzando por una presentación de acercamiento general a las características de la Residencia de Estudiantes, con folletos informativos o “la cabeza del atleta rubio que inspiró el diseño de su emblema de ‘Impresiones y paisajes’, el libro que el joven Federico llevó escrito de Granada”, según la información que facilitó el Centro Lorca.

Se adentró la segunda parte en un primer tramo ya basado en la cronología como residente de García Lorca, de 1919 a 1925, que “muestra la necesidad y la defensa del cuarto propio en cartas muy expresivas tras el fracaso de ‘El maleficio de la mariposa’ (1920), y, una vez conquistada la permanencia desde 1923, la interacción con otros cuartos y con la ciudad”. Se reflejó “la formación de aquellos jóvenes artistas e intelectuales, el amor, la amistad o la esgrima que los unió o distanció”.

El tramo de 1926 a 1928, en la tercera parte de la muestra, estuvo marcado por la aparición de la revista ‘Residencia’ en 1926, y se cerraba con el programa de la conferencia sobre las nanas infantiles que dio Federico “acompañándose al piano”.

En la cuarta parte de la exposición, que comprendía hasta el año 1936, destacaban “los ensayos y la preparación del teatro universitario La Barraca”, así como “distintos recuerdos que acompañan la memoria lorquiana de esa institución”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.