Jueves, 17 Agosto, 2017

            

La excavación del Cerro del Castillo de Montejícar saca a la luz murallas que se creían desaparecidas

El proyecto, incluido en el 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, tiene como objetivo la puesta en valor de este importante enclave arqueológico

Excavaciones en el entorno del Castillo de Montejícar | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El alcalde de Montejícar, Javier Jiménez Árbol, y la concejala Coral Ayas, han visitado esta mañana las excavaciones del Cerro del Castillo, que tienen como objetivo la puesta en valor del entorno de la fortaleza árabe que corona la localidad. Los trabajos están avanzando de forma vertiginosa y con descubrimientos como la muralla norte, con hasta tres metros, el enlucido de la muralla que estaba enterrado, o habitaciones de uso militar que quedan al descubierto.

“Esta intervención persigue revalorizar el patrimonio cultural existente en Montejícar, de manera que la localidad gane relevancia dentro de los programas culturales y ambientales que hay en la provincia de Granada, y el resultado de las excavaciones nos permite tener muy buenas expectativas”, ha comentado el alcalde tras la visita.

Además de muros, habitaciones, accesos al castillo, la excavación está permitiendo sacar a la luz proyectiles de artillería, fragmentos de objetos de época nazarí. “La torre sur es la que más sorpresas nos está dando; es una torre hueca con varias plantas, en la que se pueden observar los negativos de las vigas de madera que sujetaban el entresuelo. En el interior de esta misma torre aparecen restos de una tinaja con decoración incisa bastante completa”, informa la empresa Patrimonio Inteligente SL, que está desarrollando los trabajos, desde una página de Facebook en la que van dando cuenta de cada paso realizado en la excavación.

El proyecto ‘Conservación y puesta en valor de las estructuras arqueológicas del cerro del Castillo de Montejícar, y restauración del paisaje de su entorno, está cofinanciado por el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Montejícar. La iniciativa está incluida en el 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, con un presupuesto de 528.480 euros.

La Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, establece la obligación de destinar en los contratos de obras públicas una partida de al menos el 1,5% a trabajos de conservación o enriquecimiento del Patrimonio Histórico Español o al fomento de la creatividad artística, con preferencia en la propia obra o en su inmediato entorno.

La actuación, que dirige el doctor Alejandro Caballero, comenzó a finales del pasado mes de julio con el desbroce de la zona, incluyendo los caminos que suben desde la Fuente Cabra y el mirador de Pintasantos. Fueron demolidos y retirados los focos y las bases de antenas antiguas que afectaban a las estructuras arqueológicas que se van a poner en valor. La  intervención arqueológica se inició con un sondeo en la torre norte del castillo medieval, y llegó la sorpresa: la muralla norte, que se suponía arrasada, se conserva con una altura de hasta 3 meses desde su base. Tampoco esperaban el enlucido externo de la muralla y la torre, con mortero de cal, que se ha conservado gracias a estar enterrado.

Montejícar cuenta con dos importantes yacimientos arqueológicos, el Cerro del Castillo y el Cerro de los Allozos, que alberga una de las ciudades ibéricas más destacadas del sur de la Península Ibérica. La población empezó a establecerse en este cerro a finales de la Edad del Bronce, hacia el año 1.200 a.C., y desapareció de forma brusca a finales del siglo III o inicios del II a.C., hecho relacionado con la segunda Guerra Púnica o guerras civiles romanas.

Se han hallado restos de presencia humana en el Cerro del Castillo  (a una altura máxima de 1.268 metros) desde el quinto milenio antes de Cristo. La fortaleza árabe medieval se construiría sobre un poblado ibérico del milenio II a.C. El castillo estuvo en pie cerca de siete siglos, experimentando diversas fases constructivas, hasta la conquista de Montejícar por parte de los Reyes Católicos, en 1485, “momento a partir del cual asistimos a un proceso de desmantelamiento y abandono de la mayoría de las plazas fuertes de la antigua frontera, una situación que en Montejícar se producirá hacia 1498”, como recoge el equipo de la excavación, en el artículo ‘La evolución del poblamiento en Montejícar (Granada), desde la Prehistoria hasta finales de la Edad Media’, publicado en la Revista del Centro de Estudios Históricos de Granada y su Reino.

“Desde finales del siglo XX se han sucedido los hallazgos arqueológicos en Montejícar. Primeramente, el desarrollo de prospecciones en su término municipal puso de manifiesto la existencia de un complejo arqueológico de cierta envergadura en torno a la actual población. Posteriormente algunos hallazgos casuales, como el plomo escrito de los Allozos, han aumentado nuestro conocimiento arqueológico sobre el municipio, aunque aún permanecen algunos hallazgos inéditos, como el caso de una necrópolis tardorromana de ubicación desconocida. Por tanto podemos afirmar que todavía restan numerosos datos por desvelar, tal como demuestra una reciente prospección preventiva desarrollada sobre el camino de Campotéjar”, sostienen los autores en el mismo artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *