Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

La estadística se alía con el Granada en su conjura

La escuadra rojiblanca jamás ha perdido como local frente al Málaga, y en Liga se ha impuesto a su vecino en tres de cada cuatro ocasiones

David Sánchez - @sir_deivid7


image_print

El Granada de las dos caras recibe al Málaga de Bernd Schuster en la jornada previa al parón liguero, y con la cierta tranquilidad que ha dejado en simple agua pasada el ‘chaparrón’ de Getafe y todo lo que el choque trajo consigo.

Las dos victorias consecutivas fuera de casa han calmado mucho el ambiente alrededor de la entidad nazarí, y han supuesto un balón de oxígeno para un equipo que -en la mayoría de los choques disputados hasta ahora- ha ofrecido una sensación bastante respetable. Sin embargo, su asignatura pendiente sigue siendo su propio feudo, ya que en Los Cármenes ha dejado escapar 15 de los 18 puntos que hasta ahora se han puesto en juego, por lo que los de Lucas Alcaraz arrancarán esta noche como el peor equipo de la categoría como local.

Así pues, en la mentalidad de todos los futbolistas rojiblancos sólo un pensamiento se ha cruzado de manera insistente esta semana: ganar. El Granada busca revertir la dinámica y poner fin a la mala racha de resultados que pesa sobre la escuadra granadinista cuando pisa el césped de su propio estadio. Y resulta que la estadística está de su parte.

Los datos históricos de este enfrentamiento nos dejan un titular muy interesante, y favorable -en este caso- al conjunto rojiblanco: Granada y Málaga nunca han conseguido imponerse a domicilio en competición liguera. De hecho, contando todas las competiciones, sólo una vez uno de los dos consiguió la victoria como visitante, y fue el Granada en la Copa del rey del año 1942. Es más, la estadística dictamina que el Granada vence el 75% de sus partidos como local frente a los blanquiazules, y empata el 25%; o -lo que es lo mismo- de cada cuatro encuentros frente al Málaga en casa, gana tres y empata uno. Por si fuera poco, el resultado más repetido a lo largo de la historia entre estos dos equipos en tierras granadinas (tres veces) coincide con la mayor goleada del Granada como local, 2-0.

AMBOS EQUIPOS PRESENTAN BAJAS IMPORTANTES

Por todo ello, la plantilla de Lucas Alcaraz considera que se trata del escenario perfecto para comenzar a darle la vuelta a la situación. El entrenador granadino contará con la mayoría de sus efectivos, aunque Dani Benítez podría quedarse aún fuera de la lista y Mainz será duda hasta última hora por sus problemas en la zona abdominal. Sí causarán baja segura Allan Nyom, que cumple sanción por acumulación de cartulinas amarillas, y Recio, debido a la denominada ‘cláusula del miedo’. Sus sustitutos serán -salvo sorpresa mayúscula- Foulquier y Yebda, mientras que Ighalo podría volver a ser titular. Alcaraz también podrá contar con los ex malaguistas Iturra y Buonanotte, así como con el recién recuperado Piti, que ya reapareció en Valencia con un golazo, pero del que no se sabe si se tomará el riesgo de hacerle jugar de inicio.

Por su parte, Schuster pierde a Casado, así como a El Hamdaoui y Santa Cruz, con molestias en su rodilla y una lesión en el bíceps femoral de su pierna izquierda respectivamente. Los tres realizaron ayer trabajo de gimnasio y su presencia para este partido está descartada. Ante la falta de sus dos delanteros, el alemán lo tiene claro, y aseguró en rueda de prensa que Samu y Juanmi están preparados para tomar la alternativa.

El Málaga llega como décimo segundo clasificado, justo por debajo de la escuadra nazarí y con tan sólo un punto menos, aunque con un bagaje mucho peor como visitante, y ante un club al que nunca ha logrado vencer a domicilio.

El último precedente de este enfrentamiento en el Nuevo Los Cármenes se saldó con victoria rojiblanca por 1-0, gol de Ighalo, en uno de los choques que allanó el camino hacia la salvación (jornada 34). Así pues, si la ilusión y la actitud se alían hoy con la estadística, el Granada podrá empezar a tomar el timón de la deriva futbolística en la que se encuentra como local durante lo que va de año

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *