Miércoles, 26 Julio, 2017

            

La Escuela de Arte de Granada (EAG) participa en la producción de “El Cascanueces” en colaboración con la OCG

El proyecto ha incluido el modelado de pequeñas figuras de “Cascanueces” como complemento a la programación didáctica de primer curso de Bachillerato Artístico

Gabinete


image_print
El día 21 de noviembre la EAG y la OCG han firmado un Acuerdo Marco de Colaboración con el objetivo de fijar las condiciones en las que se desarrollará la colaboración entre la Escuela de Arte de Granada y la Orquesta Ciudad de Granada de cara a la realización de distintas actuaciones de investigación e innovación educativa.
Entre las actuaciones de interés para la EAG y la OCG se encuentra la participación conjunta en actividades relacionadas con la música, el diseño, exposiciones, talleres, conferencias, etc.
En el marco de este acuerdo, y colaborando también con el Conservatorio Profesional de Danza de Granada, alumnado y profesorado de Bachillerato de Artes Plásticas, Diseño e Imagen, Ciclo Formativo de Grado Medio de Forja Artística y Estudios Superiores de Diseño de Moda, participan en la producción del ballet “El Cascanueces”.
La colaboración ha consistido en la realización de una figura de Cascanueces articulado y un árbol de Navidad. El proyecto ha incluido el modelado de pequeñas figuras de “Cascanueces” como complemento a la programación didáctica de primer curso de Bachillerato Artístico.
Profesorado y alumnado destacan la importancia de participar en un proyecto colaborativo con los propios compañeros y compañeras del centro y con instituciones de Granada.
Alumnos y alumnas de primer curso de Bachillerato de Artes Plásticas, Diseño e Imagen comentan su participación en “El Cascanueces”: para Mar Romera, Paloma Ocaña y Polina Nikonova la experiencia ha sido divertida y están contentas por “haber podido demostrar sus capacidades artísticas”; Lucía Fernández valora la experiencia “nueva y divertida” y aunque algunos soldados “hayan quedado mejor que otros”, lo importante es que “todos los alumnos hemos participado”; Malena Padován, Ana Ortiz y Ana Isabel Reche valoran la “oportunidad para aprender más sobre “El Cascanueces”, su historia, personajes, su significado, etc.”; y Manuel Senén expone su “orgullo por participar de una forma muy artística”.
Mariano Roldán, profesor de Volumen, explica que la actividad se ha incluido en la programación de primer curso de Bachillerato de Artes Plásticas, Diseño e Imagen como un ejercicio complementario a la unidad didáctica sobre modelado. Destaca la participación del alumnado y la sorpresa que se han llevado ante la posibilidad de exponer sus trabajos en el Auditorio Manuel de Falla. La colaboración en el proyecto “supone que el trabajo, que normalmente se queda en el aula, salga fuera; es como unas jornadas de puertas abiertas, sólo que en lugar de que el público venga a la Escuela, nosotros salimos al exterior”, concluye diciendo que “aunque ha sido mucho trabajo extra, ha merecido la pena”.
Lidia Alanís, Mayte Arco, Paola Cano y Fabiola Cabrera son alumnas de Estudios Superiores de Diseño de Moda y han diseñado y confeccionado el vestuario de “El Cascanueces”, dedicando gran parte de su tiempo libre del fin de semana a este proyecto. Para ellas ha sido una buena experiencia, pues les ha dado la “oportunidad de conocer cómo es el vestuario para el espectáculo, y de aprender elementos nuevos de costura y patronaje”, “ha sido un reto, pero aprendes a solventar dudas”. Comentan que “diseñar el traje y ver el fruto de tu trabajo en el Auditorio Manuel de Falla es una experiencia gratificante” y que les gustaría seguir colaborando en este tipo de proyectos. Cuando finalicen sus estudios en la EAG se dedicarán a la moda escénica.
Para Elvira María Cano, profesora de Estudios Superiores de Diseño de Moda, “la participación en  -El Cascanueces- ha enfrentado al alumnado a un reto real, el plazo de entrega ha sido breve y las alumnas han respondido de manera profesional”.
Alberto Vázquez, profesor del Taller de Forja, ha diseñado el árbol de Navidad que formará parte de la escenografía de “El Cascanueces”. Destaca la innovación del diseño y las posibilidades para crear juegos de luces y sombras en el escenario. Señala que la participación en este tipo de proyectos es muy positiva para el alumnado, pues hay una conexión con otras disciplinas artísticas, enriqueciendo nuestra labor docente y motivando al alumno/a.
Con la realización de las actuaciones previstas en este Convenio Marco de Colaboración se atienden objetivos de formación recogidos en la Orden de 31 de julio de 2014, por la que se aprueba el III Plan Andaluz de Formación Permanente del Profesorado:

“Potenciar que Escuelas y Conservatorios desarrollen un papel activo en la creación y difusión de conocimiento y cultura, asumiendo la necesidad de constituirse en referentes para su entorno y de establecer redes y procesos de comunicación e intercambio con otros centros y con instituciones, empresas, administraciones, etc.”.

“La apertura del centro a su entorno es una vía de formación común a todos los centros educativos, si bien en el caso de los centros de Enseñanzas Artísticas puede tener características diferenciadoras, tanto por la edad de su alumnado, que suele conllevar una menor presencia de las familias, como por su potencial para la difusión y producción de cultura de calidad, lo que posibilita una acción cultural muy potente en su entorno y la posibilidad de establecer vías de difusión, comunicación y colaboración con otras escuelas y con instituciones y empresas. Este concepto de Escuela como centro abierto al entorno y gestor/productor de cultura artística es un posible eje en torno al que construir procesos de formación en centro específicos para las Enseñanzas Artísticas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *