Jueves, 23 Marzo, 2017

La empresa keniana Sanivation pone en marcha un proyecto que convierte desechos fecales en combustibles sólidos

La iniciativa busca incrementar la higiene en comunidades sin saneamiento

Kenia | Fuente: es.jrs.net
E.P.


image_print

Un nuevo proyecto keniano usa la energía proveniente de la luz solar para transformar los desechos fecales en bloques de combustible similares a la leña, una iniciativa que busca incrementar la higiene en comunidades sin saneamiento y que se suma a la introducción de inodoros portátiles que facilitan la acumulación de residuos para su posterior recogida y utilización, lo que permite a su vez reducir la destrucción de árboles.

En las comunidades cercanas a Naivasha, 90 kilómetros al noroeste de Nairobi, Sanivation, una empresa keniana que se centra en prestar ayuda social, ha comenzado a repartir inodoros dotados de instalaciones sanitarias adecuadas. Estos, denominados ‘cajas azules’, son transportables y prescinden de cañerías. Los usuarios pagan una cuota mensual de cinco euros por la recogida de los residuos, que tiene lugar dos veces por semana.

Las implicaciones para la salud que suponen estos servicios en una comunidad con poco acceso a aseos modernos es significativa, ha aseverado el doctor Oren Ombiru. La causa principal de mortalidad infantil en Kenia es la diarrea, un problema que se agrava por las deplorables condiciones sanitarias. Además, la mayoría de hogares en áreas semiurbanas no tienen cañerías, por lo que algunas personas no tienen más remedio que defecar en el exterior.

“Una de las mejores vías para evitar la diarrea consiste en eliminar los residuos con seguridad, lo que supone un desafío para la mayoría de los habitantes en zonas semiurbanas, quienes suelen tener bajos ingresos económicos”, ha manifestado Ombiru.

Lo que hace del proyecto un verdadero reto en el terreno del saneamiento es el proceso que se lleva a cabo después de que se produzca la recogida de residuos de los aseos.

MEZCLA, QUEMA Y COCINA

Los residuos son mezclados con carbono y desechos de material vegetales, que han sido quemados y molidos previamente. La tecnología solar es usada por Sanivation para concentrar la luz solar y calentar así los residuos para esterilizarlos y permitir un uso seguro de los mismos. La mezcla se convierte entonces en una briqueta que funciona como leña.

El director de energía de Sanivation, Benjamin Kramer Roach, ha explicado que este es uno de los pocos proyectos de la empresa que sigue el modelo de transformar los desechos humanos en combustible sólido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *