Jueves, 25 Mayo, 2017

La emigración de los granadinos tiene cifra: 180 consultas diarias en 2014

La Asociación Granadina de Emigrantes y Retornados constata el importante aumento de vecinos de la provincia que se han visto en la obligación de buscar en el extranjero un trabajo que no existe en Granada | AGER incide en el cambio de perfil del emigrante, que ahora es un joven con estudios superiores

Pasajeros esperan su vuelo en el aeropuerto de Granada | Foto: Archivo


image_print

La Asociación Granadina de Emigrantes y Retornados – AGER- ha tenido que evolucionar casi a marchas forzadas. La pesadilla económica que comenzó en 2008 también ha dejado su huella en la evolución demográfica de Granada a través de esos vecinos de la provincia que, más por obligación que por deseo, han empacado la maleta rumbo a tierras más prósperas. Así lo explica María José Hueltes, presidenta de AGER, quien advierte no sólo del incremento en el número de emigrantes de la provincia sino en el cambio en el perfil de quienes tienen que marcharse, principalmente jóvenes con estudios superiores que no encuentran hueco en el mercado laboral patrio. El censo oficial que mantiene el INE dice que entre 2010 y 2013 se marcharon alrededor de 3.300 granadinos emigraron a otros países en búsqueda de un empleo. “Hemos tenido que cambiar y asesorar a los nuevos emigrantes”, comenta Hueltes.

CADA VEZ MÁS CONSULTAS, CADA VEZ MÁS EMIGRANTES

Presentación-actividades-AGER-CarlosGil-2

María José Hueltes, presidenta de AGER

El dato más llamativo que ofrece la presidenta de AGER tiene que ver con el número de consultas que su asociación ha atendido durante 2014, unas 47.000 que se traducen en 180 diarias. Para poder gestionar la importante demanda de información la asociación mantiene en plantilla a 21 trabajadores que, con el apoyo de otros 21 voluntarios explican, traducen y asesoran sobre documentación y burocracia para quienes se van. Esta faceta de la asociación, comenta María José Hueltes, se ha visto reforzada en los últimos años, en contraposición a la histórica tarea de ayudar al emigrante retornado, que AGER lleva desarrollando desde hace 25 años. 

Traducción de documentos, asesoramiento en la convalidación de títulos, información técnica y jurídica… no son pocas las áreas en las que esta asociación se mueve, aunque reconocen que hasta el inicio de la crisis, uno de los campos que más demandaba la ciudadanía era la ayuda en la gestión de pensiones de invalidez, jubilación o viudedad, entre otras. Aunque eso era antes, cuando los emigrantes de primera generación regresaban a tierras granadinas y necesitaban ayuda para acceder a los derechos adquiridos durante su estancia en países del extranjero, principalmente Alemania. Ahora los emigrantes son de segunda y tercera generación, aunque a Granada siguen retornando todavía una importante cantidad de ciudadanos: 1.673 entre 2010 y 2013. 

“El reto y la prioridad es que estas personas vuelvan y para ello tenemos que hacer todo lo posible para que se den las condiciones en nuestro país”. Así explicaba el delegado de Salud, Higinio Almagro, una situación que su consejería ha tratado de paliar a lo largo de los años con ayudas constantes a este tipo de organizaciones; en concreto, AGER ha recibido en siete años 460.000 euros que han servido para ayudar a continuar su labor, dado que los servicios que ofrecen van desde los económicos cursos de alemán -a 50 euros y cada vez más demandados- hasta laresolución vía telefónica de consultas de todo tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *