Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

La Ejecutiva de Sánchez dice que no se disolverá y quiere un Congreso en noviembre

Los 16 de los 18 miembros que permanecen en la dirección han mantenido la hoja de ruta que ya anunció este miércoles el secretario de Organización

Foto: E.P.
E.P.


image_print

La dirección del PSOE que lidera Pedro Sánchez ha convocado formalmente un Comité Federal para el próximo sábado con el objetivo de poner fecha al congreso extraordinario que resuelva la crisis interna, para lo que propondrá mantener las primarias el 23 de octubre pero adelantar el cónclave a los días 12 y 13 de noviembre. Así lo hace en un comunicado en el que insiste en que la Ejecutiva Federal no puede ser disuelta, tras la dimisión de 17 de sus miembros, y niega así la posibilidad de que se cree una gestora.

De esta manera, los 16 de los 18 miembros que permanecen en la dirección y que han acudido este jueves a la reunión convocada en Ferraz han mantenido la hoja de ruta que ya anunció este miércoles el secretario de Organización, César Luena, con un solo cambio: que el congreso que quería celebrar entre el 2 y el 4 de diciembre sea a mediados de noviembre.

Esto es posible ahora porque el nuevo congreso tendrá carácter extraordinario, después de las dimisiones de este miércoles, y, de esta manera, puede hacerse en 40 días. Hasta ahora, el cónclave tenía carácter ordinario, iba a ser el 39 congreso, y por eso desde el próximo sábado habría 60 días para celebrarlo: el primer fin de semana de diciembre.

“LLAMAMIENTO A LA SERENIDAD Y LA CALMA DE TODO EL PARTIDO”

En el comunicado, la dirección insiste en que está cumpliendo “estrictamente los estatutos y normas del partido” y hace “un llamamiento inequívoco a la serenidad y la calma de todo el partido en estos momentos inéditos en la vida interna del PSOE”, agradeciendo el “comportamiento ejemplar de sus militantes”.

El acuerdo de la Ejecutiva, que según varios de sus miembros se ha adoptado por “unanimidad” y sin dudas, dice que la propuesta de calendario estará “abierta al consenso” en el Comité Federal del próximo sábado.

Además, insisten en que la convocatoria de esta reunión del sábado se hace de acuerdo a los estatutos federales, que establecen que cuando en la Ejecutiva se produzcan vacantes que supongan más de la mitad de sus miembros, “el Comité Federal debatirá convocar un congreso extraordinario para la elección de una nueva Comisión Ejecutiva Federal”.

Y porque la normativa del partido “únicamente” reconoce que es la Ejecutiva Federal la que puede convocar al Comité, recalcan que los miembros de la dirección hoy reunidos “cumplen el mandato estatutario” haciendo esta convocatoria “a los únicos efectos de que éste a su vez convoque el congreso federal extraordinario” para elegir a una nueva dirección.

Así, hacen hincapié en que las normas del partido –y en concreto el artículo 68 de la Normativa Reguladora de la Estructura y Funcionamiento General del Partido– no prevén “en ningún caso la disolución de la Comisión Ejecutiva Federal, siendo ésta el único órgano con competencia para ello”.

De esta manera, niegan la posibilidad de crear una gestora, como pide el sector crítico que ayer protagonizó la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva y que alega que la dirección no puede seguir en sus funciones –al no contar con 20 de los 38 miembros que se designaron en julio de 2014– y de nombrarse una ‘comisión política’ que gestione el próximo congreso extraordinario.

Ferraz, en cambio, sostiene que las normas no prevén la creación de una gestora a nivel federal, como sí puede ocurrir, y ha ocurrido, a nivel regional, provincial o local. Y defienden que es la actual dirección la que debe pilotar el proceso.

En el acuerdo, insisten en que la Ejecutiva está haciendo una propuesta “con el objetivo de cumplir estrictamente los estatutos y normas del partido al objeto de que los afiliados y afiliadas puedan votar al secretario general y que se celebre un Congreso extraordinario cuanto antes”.

“UNANIMIDAD” ENTRE LOS PRESENTES

Dos miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE que han asistido a la cita han asegurado que ha habido “unanimidad” entre los presentes en esta hoja de ruta. Así lo ha señalado la presidenta balear, Francina Armengol, en conversación informal con los periodistas a su salida de Ferraz, cuanto todavía continuaba la reunión.

Después, también el ex primer secretario del PSC Pere Navarro ha dejado claro que no hay dudas entre quienes han acudido a la reunión y todos comparten que tienen legitimidad para tomar estas decisiones.

Estos asistentes se han expresado así después de que, al entrar en la reunión, el portavoz del PSOE en el Senado respondiese con un críptico “vamos a pensar”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *