Lunes, 24 Julio, 2017

            

La edad de oro del póker español

España está creando una cantera de esas de nuevo cuño, la de jóvenes jugadores criados en la cantera del póker online y que se están logrando codear con algunas de las mayores figuras mundiales

poker
Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

El póker español está de moda, de eso no cabe duda alguna. Pese a la poca tradición que el juego de cartas por excelencia tiene en nuestro país, sobre todo cuando se compara con cualquiera de las naciones anglosajonas, España está creando una cantera de esas de nuevo cuño, la de jóvenes jugadores criados en la cantera del póker online y que se están logrando codear con algunas de las mayores figuras mundiales.

El último nombre propio salido de la nada en España ha sido el del mallorquín Fernando Pons, que el pasado 18 de julio confirmó su presencia en la finalísima del póker mundial, las World Series of Poker de Las Vegas, después de haber llegado a él a través de torneo satélite de 30 euros disputado en 888. Tras imponerse en ese primer torneo, el padre de familia y trabajador de una superficie de bricolaje consiguió imponerse en un segundo satélite de 250 euros y, con ello, el pasaporte hacia el Campeonato del Mundo de Las Vegas donde se seleccionan a los nueve finalistas de las WSOP (World Series of Poker). Luego, tras siete días entre fichas en el estado de Nevada, llegó el hito: Pons se había clasificado para el mayor evento mundial del póker, el November Nine, y se aseguró la nada despreciable cantidad de un millón de dólares, contando con opciones de que el premio final pueda ascender hasta los 8 millones.

A partir del 30 de octubre, el póker español tendrá sus ojos puestos en este mallorquín que luchará por llevarse el brazalete de mejor jugador del mundo en la categoría de Texas Holdem. Casi nada.

Siguiendo los pasos de Artiñano y Mateos

Pero, como decíamos, el triunfo de Fernando Pons no es un oasis en medio del desierto del póker español, sino que ya son varios los nombres nacionales que se han sembrado una buena reputación en el ámbito internacional del póker. Quizás el más reconocido es el de Adrián Mateos, que en el pasado mes de junio marchaba segundo en la clasificación del Global Poker Index, que ordena en una lista a los 300 mejores jugadores del mundo en base a sus resultados durante los últimos seis meses.

La de madrileño ha sido una carrera prolífica desde que con 19 años se impusiese en el evento principal de las WSOP Europe 2013, llevándose a su bolsillo un premio de 1 millón de euros. Desde entonces, las victorias en torneos de diferente calado, como en la final del European Poker Tour, han seguido lloviendo y ya en 2015 sus ganancias totales superaban los 3 millones de euros. Una cifra que seguro ha aumentado exponencialmente este profesional del póker al que, en multitud de ocasiones, se le puede ver en las mesas finales de un torneo con la camiseta del Atlético de Madrid.

También de la capital proviene otro de los grandes jugadores españoles del momento, el español afincado en Londres Andrés Artiñano, que colocó su nombre entre los mejores al convertirse durante el pasado mes de enero en el jugador que más beneficios acumulaba durante los primeros 31 días del año. “Educa_p0ker”, como se le conoce en las mesas online, se llevó 833.747 dólares en enero, liderando la clasificación de los jugadores de partidas con High Stakes.

Fernando Pons, Andrés Artiñano, Adrián Mateos o César García, ganador de un brazalete el pasado mes de junio en las WSOP de Las Vegas, son los nombres que están poniendo a España en el panorama internacional del póker. Pronto vendrán más, seguro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *