Sábado, 21 Octubre, 2017

            

La Diputación reprueborá mañana al consejero de Cultura por su gestión de La Alpujarra

Luciano Alonso ha actuado, según el portavoz José Torrente, “a favor de su partido en contra de Granada” por tratar de beneficiar a la dirección provincial del PSOE

Jose Torrente, portavoz del equipo de Gobierno provincia


image_print

El portavoz del equipo de Gobierno provincial, José Torrente, ha informado hoy de los principales asuntos del pleno de mañana que abordará, a instancias del equipo de Gobierno, la reprobación del consejero de Educación y Cultura, Luciano Alonso, por el “engaño” que supuso la gestión que se hizo desde la Junta de Andalucía de la candidatura impulsada por la Diputación para incluir a la Alpujarra en la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial ante la Unesco.

José Torrente ha enumerado los principales temas que afectan a la provincia como consecuencia de la política de la Junta de Andalucía y el departamento que dirige Luciano Alonso como son la “escasa presencia de las instituciones granadinas” en la gestión de Sierra Nevada o la Alhambra, o que “no han puesto ni un solo euro” para los festivales internacionales de Jazz de Granada y Almuñécar, tampoco para el de Jazz y Soul de Busquístar y “desde hace dos años tampoco contribuyen al Festival de Música Clásica de La Herradura que tiene más de treinta años de historia”.

La administración autonómica, además, “no ha hecho frente a estas alturas del año” a su aportación al Festival Internacional de Música y Danza a diferencia de las otras instituciones colaboradoras. A ello, el portavoz ha sumado el estado en que estudian muchos chavales en la provincia en aulas prefabricadas. Son razones que se suman a la justificación que Torrente ha hecho de la reprobación que se aprobará mañana añadiendo “no ya que los recortes en Educación son una evidencia” sino, sobre todo, que “no podemos permitir a un consejero que va contra Granada en su decisión de no incluir a la Alpujarra en su propuesta de Lista Indicativa ante la Unesco”.

“La Diputación no va a dejar al albur de un caprichoso egoísmo decisiones que se toman en Sevilla contra la provincia de Granada”, ha resaltado José Torrente que ha invitado a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a escuchar el resultado del pleno de mañana y reemplace a Alonso y “busque a otra persona que tenga el interés general por encima del muy sectario de su partido”.

Además “no podemos entender que un consejero mienta y manipule” en referencia al apoyo explícito que desde la administración autonómica se dijo mantener hacia el proyecto impulsado por la Diputación Provincial para la declaración de la Alpujarra como Patrimonio Mundial. “El Gobierno de la Diputación tiene que defender los intereses generales de la provincia y entendíamos que él también debía defender los intereses generales de la comunidad autónoma y Granada es andaluza”, ha indicado el portavoz.

El consejero de Cultura representa “a todos los andaluces aunque no lo hayamos votado”, y la actitud de Alonso ha estado, sin embargo, “a favor de su partido en contra de Granada” por tratar de beneficiar a la dirección provincial del PSOE lo cual Torrente ha calificado de “intolerable”.

El pleno de mañana, en el que tomará posesión el nuevo diputado del Grupo Popular, José Pazo, tendrá conocimiento, siguiendo con la línea de información y transparencia de este mandato, del periodo medio de pagos a proveedores que es de 5,75 días frente a los más de 128 del inicio del mandato.

“Pagamos lo que contratamos en tiempo y ajustados a la ley, como no podía ser de otra forma”, ha explicado el portavoz de tal modo que “que hasta los bancos se están quejando porque ya no hay retrasos en los pagos y disminuye el negocio”, ha indicado Torrente que ha subrayado su respeto “por la actividad bancaria” si bien “nosotros hemos de mirar por los intereses de los proveedores, sobre todo de los pequeños y medianos empresarios que trabajan con la Diputación”.

Así mismo, otra moción que debatirá el pleno será la que, promovida desde la delegación de Familia y Bienestar Social, pedirá a la Real Academia de la Lengua que anule la acepción peyorativa que sigue dándose al término gitano como alguien “que estafa u obra con engaño” lo cual es “a todas luces injusto” según ha recalcado el diputado.

El respeto al pueblo gitano ha de empezar por el de una cultura “singular y propia” que no presenta “ningún problema de convivencia” ante lo cual la Academia “que pule, limpia y da esplendor” ha de tomar nota. “No podemos aceptar” esta situación puesto que “el estereotipo es falso y debemos de acabar con los estigmas”, ha concluido Torrente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *