Jueves, 20 Julio, 2017

            

La Diputación devuelve la normalidad a la GR-3408 a su paso por Moclín una inversión de más de 240.000 euros

La carretera provincial se vio afectada por un deslizamiento de tierras que provocó un hundimiento de la calzada en el punto kilométrico 17

Gabinete


image_print

La Diputación Provincial ha restablecido la normalidad en la carretera provincial GR-3408 tras el deslizamiento de ladera que tuvo lugar, a la altura del punto kilométrico 17, en Moclín, por las lluvias del pasado invierno. Ello supuso la apertura de grandes grietas en este tramo de calzada, produciendo su rotura y un descenso de más de un metro que obligó a desviar el tráfico por un camino de tierras. Tras dos meses de obras y una inversión de 240.403 euros, esta carretera que conecta Pinos Puente con Tózar (Moclín) ha recuperado la normalidad.

La diputada de Economía, Fomento y Contratación, Inmaculada Hernández, ha visitado la zona para conocer los resultados de unos trabajos “que se han desarrollado de forma impecable desde el punto de vista técnico” lo cual “viene a demostrar que la calidad de vida de los vecinos de Moclín, que vuelve a estar comunicado en perfectas condiciones con los anejos de Tózar y Limones, ha sido una prioridad para este equipo de Gobierno”.

“El estado del firme quedó seriamente dañado tras el temporal”, ha explicado Inmaculada Hernández que ha reseñado que “las actuaciones en la carretera para estabilizar el deslizamiento y su drenaje han servido de base para evitar contingencias como las que nos obligaron a cortar el tráfico tras el temporal”.

La circulación permanece abierta desde el pasado 21 de noviembre día en que se finalizaron unas obras que han durado dos meses, el periodo contemplado en el proyecto. El servicio de Carreteras de la Diputación ha procedido a la demolición del firme afectado y el saneo del deslizamiento, y la ejecución de un pedraplén para dotar a la plataforma de un núcleo permeable y resistente, cubierta por un geotextil.

Así mismo, se ha repuesto el firme con una capa de 40 centímetros de zahorra artificial y 10 centímetros de mezcla bituminosa en caliente. Se han repuesto igualmente las señales de tráfico y la barrera de seguridad que se vieron afectadas.

Para estabilizar el deslizamiento de tierras, se ha ejecutado una pantalla de 52 pilotes de 850 milímetros de diámetro y 12 metros de profundidad unidos en cabeza con una viga de atado, procediéndose también al cosido del terreno mediante ocho anclajes con garras de acero.

En cuanto a las actuaciones de drenaje, se ha dispuesto una tubería de hormigón armado, y arqueta aguas arriba, entre otros dispositivos. Se ha repuesto la cuneta revestida de hormigón y se ha ejecutado bajo la misma una zanja drenante con tubería perforada cuyo primer tramo desagua en la arqueta.

La diputada de Fomento ha reseñado tras su visita a la zona que “durante la ejecución de estas obras no se han presentado dificultades técnicas destacables” lo que ha permitido cumplir con los plazos marcados en el proyecto para “abrir de nuevo una carretera cuya sección resultante es igual a la existente antes del deslizamiento, con dos carriles de tres metros y bermas de 75 centímetros, pero considerablemente más segura”.

Por su parte, el alcalde de Moclín, Manuel García Cerezo, que acompañó a la diputada y los técnicos de la delegación de Economía, Fomento y Contratación en la recepción de obras, aprovechó el acto para destacar la importancia de los trabajos desarrollados por la Diputación en esta carretera clave para la vida diaria de los vecinos del municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *