Domingo, 22 enero, 2017

La Diputación de Granada recupera la estabilidad presupuestaria en la liquidación de la cuenta general de 2012

Se ponen así las bases del presupuesto de 2014

Gabinete


image_print

El informe del interventor general de la Diputación de Granada que acompaña a la liquidación de la cuenta general de 2012 aprobada en el pasado pleno provincial confirma que la institución ha recuperado la estabilidad presupuestaria “gracias a las políticas llevadas a cabo en el último año y medio”.

Así lo ha indicado este martes la diputada delegada de Economía, Contratación y Patrimonio, Inmaculada Hernández, en una rueda de prensa en la que ha explicado los pormenores de la planificación con la que se realizó este presupuesto bajo el principio de que “aquí no se gasta más de lo que se ingresa”. Es decir, todas las partidas se articularon acompañándolas de dotación económica y su correspondiente reflejo en Tesorería.

Al llegar al equipo de gobierno de la Diputación, sus actuales dirigentes se encontraron, “pese a lo que nos habían anunciado, con una necesidad urgente de financiación de 29 millones de euros que colocaba a la institución en términos de inestabilidad presupuestaria”, ha afirmado Inmaculada Hernández, quien se ha congratulado de que, partiendo de este saldo negativo en términos de tesorería, se haya llegado a tener estabilidad presupuestaria.

“Todo ello afrontado con recursos propios”, ya que no se pidieron créditos a entidades bancarias en virtud del plan de reequilibrio económico-financiero que se aprobó siguiendo los dictados del Gobierno de la Nación y la Unión Europea, ha añadido.

Aunque en un principio tenía tres años de vigencia, la Corporación Provincial ha aprobado dejar sin vigencia las medidas derivadas de este plan económico-financiero que ha supuesto la suspensión temporal de determinados derechos de los funcionarios y los empleados de la Diputación que, tras este esfuerzo, van a recuperar durante los años 2014 a 2016 en la medida de las posibilidades presupuestarias de la Diputación.

“En definitiva, este equipo de gobierno, en un contexto de crisis económica e institucional y en el ecuador del mandato, muestra su satisfacción por haber recuperado la estabilidad presupuestaria y haber suspendido el plan de reequilibrio económico-financiero porque hemos saneado la casa”, ha anunciado Hernández.

Ha relatado que se ponen así las bases de un presupuesto de 2014 que estará caracterizado por las inversiones “no solo para mejorar las infraestructuras sino como medio de creación de puestos de trabajo”, y el compromiso con los proveedores”, a los que se viene pagando en un plazo de 20 días” y, principalmente, con los municipios, a los que “se les anticipan los fondos que pueden necesitar, a unos intereses muy bajos, en el Servicio Provincial Tributario”.

Hernández también ha dado cuenta del plan de pago a proveedores al que la Diputación no se ha tenido que acoger “porque no tenemos facturas en los cajones”.

La Diputación sí entra en esta segunda convocatoria como acreedor de la Junta de Andalucía “tras muchísimas reuniones” para poder cobrar los 16 millones de euros correspondientes a ley de Dependencia entre enero y mayo de 2013.

“Cuando le aprueben este plan a la administración autonómica, que lleva un modelo de gestión económica opuesta al que se ha seguido en esta Institución en los dos últimos años, podremos cobrar ese dinero”, ha especificado la diputada de Economía, para quien “gobernar en época de crisis, con austeridad y responsabilidad, siendo conscientes de que el dinero público es de todos, da sus buenos resultados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *