Jueves, 20 Septiembre, 2018

            

La Diputación aprueba un presupuesto de 246 millones para crear empleo y mejorar los servicios públicos

Más de cuatro de cada diez euros del presupuesto se destinan al gasto social, que pasa de 91,2 a 95,3 millones de euros

Aprobación de presupuestos por parte de la Junta | Fuente: Gabinete
EP


image_print

El pleno de la Diputación de Granada ha aprobado este viernes el presupuesto provincial para 2018, que, con unos ingresos previstos de 246 millones de euros, en su cifra global consolidada, vuelve a apostar por el fortalecimiento de las políticas sociales, el empleo y la calidad de los servicios públicos en los municipios.

Así lo ha indicado en una nota de prensa la institución provincial sobre estas cuentas aprobadas con 14 votos a favor, dos abstenciones de Ciudadanos, y once en contra del PP. El equipo de gobierno, del PSOE, ha sumado a sus once votos los dos de los representantes de Izquierda Unida, y el del diputado Luis de Haro por Vamos Granada, partido que este pasado jueves se desmarcó en un comunicado de este acuerdo al considerar a este último un “tránsfuga”.

Según la información de la Diputación sobre el presupuesto, las cuentas reflejan “un esfuerzo inversor en políticas sociales, la estabilización del gasto de personal, y “la bajada del gasto corriente”, así como “el descenso del endeudamiento y de los tiempos medios de pago a proveedores”.

Más de cuatro de cada diez euros del presupuesto (un 41,75 por ciento) se destinan al gasto social, que pasa de 91,2 a 95,3 millones de euros. Es decir, la apuesta por las políticas sociales se incrementa un 4,46 por ciento con respecto al año pasado.

Además, buena parte de los programas de gasto están orientados al crecimiento y creación de empleo, bien de forma directa o indirecta, con el fin de garantizar el bienestar de los ciudadanos y ofrecer oportunidades a los emprendedores. Es el caso del Plan Progresa, Sabor Granada, las Rutas Lorquianas, o el Proyecto Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada. Destacan también las partidas destinadas al fomento y el desarrollo provincial en el ámbito rural y empresarial.

El presupuesto apuesta también por la calidad de los servicios públicos básicos, con “un gasto que asciende a 32 millones de euros, 1,4 millones más que el pasado año”.

Cabe destacar la política de inversiones, que se realiza en colaboración con los ayuntamientos a través de la concertación, en materia de Cultura, Juventud o Deportes, que reciben más recursos desde el respeto a la autonomía municipal. En esa misma línea, los ayuntamientos podrán “reinvertir en sus municipios las cantidades sobrantes de las bajas que se produzcan en las obras”.

Las inversiones previstas superan los 34 millones de euros -capítulos 6 y 7, inversiones reales y transferencia de capital-. En este campo, cabe destacar el Plan de Carreteras, por importe de 2,3 millones de euros, el Plan de Obras y Servicios (11,6 millones), el Plan de Viviendas Cueva (1.000.000 euros), el Plan de Mejora del Ciclo Integral del Agua (1,7 millones), las inversiones sobre las plantas de tratamiento y reciclaje (450.000), y el programa asociado al PFEA, que asciende a más de 9 millones de euros.

El presupuesto propio de la Diputación provincial prevé unos ingresos de 230.344.525 euros y unos gastos de 228.401.433 euros, con un superávit de 1.943.092 euros.

Por su parte, el presupuesto consolidado, que incluye también el de los organismos autónomos dependientes de la Diputación, suma unos ingresos de 246.051.568 euros y unos gastos de 243.476.807 euros, con un superávit de 2.574.760 euros.

El área de Bienestar Social tiene consignados 77,3 millones de euros (31,76 por ciento del total), al área de Patrimonio, Economía y Recursos Humanos, 45 millones (18,51 por ciento), y Asistencia a Municipios y Medio Ambiente, 28,4 millones (11,69 por ciento).

La Delegación de Obras Públicas y Vivienda recibe 34,7 millones (14,27 por ciento), Empleo y Desarrollo Sostenible, 19,3 millones (7,9 por ciento) y Deportes y Administración Electrónica, 12,9 millones (5,3 por ciento). Por último, Presidencia y Contratación, 10,3 millones (4,25 por ciento), Cultura y Memoria Histórica y Democrática, 7,5 millones (3,1 por ciento), Igualdad y Juventud, 2,7 millones (1,15 por ciento), Turismo, 2,4 millones (uno por ciento), y Presidencia, 2,4 millones (0,99 por ciento).

Las enmiendas de IU recogidas en las previsiones de las cuentas provinciales están relacionadas con el Plan de Caminos Rurales 2018, con la consignación de una partida para la renovación de vehículos, eléctricos o híbridos, y con el impulso a los espacios industriales.

Las enmiendas de IU, además, refuerzan las políticas de cooperación internacional, con aumentando la partida tras el incremento de los dos últimos presupuestos. También incluyen el incremento de la partida de adecuación de espacios culturales en 140.000 euros para llegar a más municipios.

Por último, las aportaciones de IU buscan “promover actuaciones relacionadas con la memoria histórica y democrática, como la creación de un centro de interpretación de Federico García Lorca y la represión en la provincia, en la colonia de Víznar, la renovación del parque móvil y el mantenimiento de la Oficina de Intermediación Hipotecaria”.

Luis de Haro ha planteado, por su parte, enmiendas relacionadas con la democracia participativa, y la economía social, solidaria y orientada al bien común, generadora de empleo, justa, sostenible y centrada en lo local. Ha planteado “reforzar las políticas de emergencia social para garantizar los derechos universales y asegurar derechos sociales básicos de todas las personas, particularmente a los colectivos en riesgo de exclusión, personas discapacitadas, refugiados y migrantes”.

Sus enmiendas, que han sido incorporadas al presupuesto, “refuerzan también la gestión pública basada en otros modelos productivos, así como el refuerzo de acciones de tipo como base del asentamiento de los territorios”. También apuestan por las energías limpias y por los “productos culturales inéditos” de la provincia para “transformarlos en oportunidades de desarrollo sostenible de los municipios”.

El grupo provincial de Ciudadanos, por su parte, ha planteado la mejora del mantenimiento del Plan de Caminos Rurales, un aumento en las partidas del programa extraordinario de urgencia social y la adaptación de los ascensores para las personas invidentes en la Diputación.

Además, las enmiendas de Ciudadanos solicitan el apoyo a la candidatura granadina para la implantación del acelerador de partículas Ifmif-Dones en la provincia y la creación de una partida para avanzar en el objetivo de “sacrificio cero” de animales y promover su adopción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.