Jueves, 27 Julio, 2017

            

La delegación del PCA, con Maíllo al frente, plantea que IU pase de partido a movimiento político

Para el PCA, el XX Congreso del PCE debe conllevar la recuperación de sus competencias como partido político

Conferencia Andaluza del Partido Comunista de Andalucía (PCA) celebrada en Granada | Autor: Af
E.P


image_print

El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, encabeza la única lista de delegados presentada durante la Conferencia Andaluza del Partido Comunista de Andalucía (PCA) –celebrada este sábado en Albolote (Granada)– para representar a la federación en el Congreso del PCE el próximo día 9 de abril en Madrid, cita en la que pedirán que IU que abandone la forma de partido político y establezca “su transición hacia ser un movimiento social y político”.

Así lo ha informado el PCA en una nota en la que ha detallado que la lista de delegados andaluces que irá al citado congreso ha contando con apoyo el apoyo unánime, a excepción de una abstención, del total de 267 delegados inscritos.

A Maíllo le acompaña en la lista el portavoz de IU-UP en el Congreso de los Diputados, Alberto Garzón, y la portavoz adjunta en el Parlamento andaluz, Elena Cortés, entre otros militantes y activistas andaluces hasta llegar a las 59 personas que han sido elegidos este sábado. La delegación andaluza que irá a Madrid la completan los 58 delegados elegidos directamente por las provincias.

Respecto a las líneas generales de la política que defenderá la delegación del PCA en el XX Congreso del PCE, y que la Conferencia andaluza ha debatido y aprobado, el PCA ha explicado que entre ellas se contempla la política de alianzas del partido, sobre la que pedirán que IU que abandone la forma de partido político, y para ello “debe establecer su transición hacia ser un movimiento social y político”.

Para el PCA, el XX Congreso del PCE debe conllevar la recuperación de sus competencias como partido político, hasta ahora cedidas a IU, lo que, según añaden, favorecerá la superación del proyecto político de Izquierda Unida para que se reconstruya sobre el “programa y movilización social”, renunciando así a las dobles estructuras organizativas que IU y PCE mantienen. Para ello también se hace necesario que IU no tenga cuota de afiliados, para favorecer así su horizontalidad y asamblearismo.

Se trata de “adecuar la relación del PCE con IU”, según informa el PCA en un comunicado en su página web en la que detalla la “nueva tesis” que la conferencia andaluza del PCA ha aprobado elevar al documento político del XX Congreso del PCE.

El PCA recuerda que “han transcurrido 24 años desde la celebración del XIII Congreso del PCE y la III asamblea federal de IU donde ésta dio un paso adelante superando la fórmula de coalición electoral y adquirió, jurídicamente, la de partido político”, momento en el que “el Partido decidió ceder jurídicamente sus competencias electorales en IU como también lo hicieron el resto de partidos que en aquel momento estaban integrados en IU (PASOC, IR y CUT)”.

“Lamentablemente –apostillan desde el PCA–, las inercias heredadas del pasado, las contradicciones centro/periferia (dirección federal/federaciones), el excesivo peso del institucionalismo y la lucha por el control de los órganos de dirección como mecanismo para la selección y reproducción de cargos públicos llevaron a que en la práctica las novedades que se introdujeron en el modelo organizativo nunca llegaran a desarrollarse y se impusiera una concepción vertical y tradicional centrada en lo institucional y en una organización máquina electoral clásica”.

Desde el PCA consideran que “la realidad nos ha hecho avanzar mucho más en la construcción de un movimiento político y social que todos los acuerdos que hayamos podido tomar y que luego no hemos podido o sabido aplicar”, y “es el resultado de estas experiencias el que debemos trasladar a la próxima asamblea de IU, normativizar la experiencia y no al revés”.

Los comunistas andaluces tienen “la firme voluntad de caminar junto a aquellos y aquellas con los que hemos venido construyendo IU en estos años, pero estamos convencidos que lo haremos en mejores condiciones, desde nuestra propia soberanía, sin ataduras jurídicas, como ya ocurre con el resto partidos que integran la propia IU”, por lo que la delegación del PCA propone “dejar sin efecto los acuerdos del XIII Congreso y del Comité Federal de 21 de junio de 1992 sobre cesión de competencias y trasladar este acuerdo a los Estatutos del partido mandatando al Comité Federal a que haga la revisión necesaria de los mismos”.

PROCESO CONSTITUYENTE

De otro lado, destaca la “reafirmación” de la federación andaluza en su apuesta por un proceso constituyente. El PCA rechaza, por tanto, meros cambios de la Constitución española y apuesta por una “revolución democrática con una orientación socialista” que ponga los recursos económicos “al servicio de la mayoría social trabajadora”.

El PCA quiere situar a la clase trabajadora como “la protagonista de la vida política y social”, y para ello apuesta por abrir un nuevo ciclo de movilización en el país, así como un refuerzo del “alma feminista y antipatriarcal” del PCE como respuesta al desafío del momento histórico en el que “el machismo más cavernario y el patriarcado aprovechan la salida ultraliberal a la crisis para reafirmar su ataque a la vida y a los derechos de las mujeres”.

En cuanto al debate sobre la UE y el euro, el PCA ha defendido que “no hay futuro” dentro de la actual Unión Europea y de la zona euro que considera “irreformable”. Por ello, el PCA defenderá una “propuesta de salida formal” de la UE y el abandono de España de la zona euro. El PCA opta, en su análisis, por asumir la construcción de un ‘ALBA de los Pueblos de Europa’ como política del PCE.

VALORACIÓN DEL LÍDER DEL PCA

El secretario general del PCA, José Manuel Mariscal ha apuntado que el Partido Comunista “busca mejorar las condiciones de vida y de trabajo de las capas populares”, ante la realidad actual de “explotación de la clase trabajadora, así como las condiciones en las que se encuentran por la crisis y por un sistema que no garantiza ni el pan, ni el techo, ni el trabajo de las personas”.

Mariscal ha destacado, entre los debates, el referido a la Unión Europea (UE) y el euro como “constreñimiento” de “las políticas progresistas de Europa”, así como “las condiciones de las cuales el movimiento obrero se puede desarrollar ante la fragmentación y precariedad a las que se enfrentan”.

Además, el secretario general de los comunistas andaluces ha destacado que en España debe existir “una superación de la actual democracia imperfecta que tenemos”, donde “son otros los que mandan”, ya que los grandes partidos políticos “son meros títeres que aplican una política rupturista”, mientras que “nosotros queremos ser títeres del pueblo y estar al servicio de ellos, y eso es lo que se pretende desde el PCA con la gran militancia intergeneracional que tenemos”.

Finalmente, Mariscal ha explicado que en esta Conferencia Andaluza del Partido Comunista se obtienen “conclusiones muy importantes” de cara al XX Congreso del PCE, porque Andalucía “juega un papel fundamental por ser una de las federaciones más fuertes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *