Domingo, 21 Enero, 2018

            

La defensa de Arcuri no recurre el archivo de la causa para la asesora y familiares de Juana Rivas

Aunque "respetan la decisión", el equipo jurídico se muestra "convencido" de que sí hay personas que colaboraron en la comisión del supuesto delito de Juana Rivas

La expareja de Juana Rivas, el italiano Francesco Arcuri | Archivo GD
EP


image_print

La expareja de Juana Rivas, el italiano Francesco Arcuri, no recurrirá la decisión del Juzgado de Instrucción 2 de Granada de continuar la causa sólo contra ella por supuesta sustracción de menores y de archivar las diligencias respecto de sus familiares, su asesora en el Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, y la psicóloga del mismo.

El abogado de Arcuri en España, Enrique Zambrano, ha señalado en declaraciones a Europa Press que “respetan la decisión del Juzgado” y aunque no hacen suyo el informe de la Fiscalía, que solicitó el sobreseimiento provisional de la causa para todos los investigados a excepción de Juana Rivas, lo “comprenden”.

“Entenderíamos que sería dificultoso mantener una acusación frente a los sobreseídos porque hay indicios, pero no serían suficientes a priori para acreditar la colaboración de estas personas con Juana Rivas”, que está siendo investigada por supuesta desobediencia judicial y sustracción de menores después de que pasara casi un mes ilocalizable incumpliendo la orden judicial que le obligaba a entregar a sus dos hijos al padre.

No obstante, el equipo jurídico que representa a Arcuri se muestra “convencido” de que sí hay personas que colaboraron en la comisión del supuesto delito de Juana Rivas y que “no lo pudo hacer sola porque no tiene medios”, por lo que confían en que se depuren responsabilidades a lo largo de este procedimiento.

El letrado afirma que “el panorama que se le presenta a Juana Rivas no es el más adecuado” y “más con la reciente sentencia de un Juzgado de Granada” que ha condenado a tres años de prisión a una mujer por un delito de sustracción de menores después de que aprovechara una visita con su hijo para llevárselo a Francia sin el consentimiento del padre, que ostentaba la guarda y custodia del menor.

Zambrano entiende que cuando acabe la investigación habrá casi con plena seguridad un escrito de acusación por parte del Ministerio Fiscal que se sumará al que presente la acusación particular.

Además de Juana Rivas, en la causa estaban siendo investigados el padre, la madre, y sus hermanos por su presunta participación en los hechos, además de la asesora jurídica del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, y la psicóloga del mismo, Teresa Sanz, aunque ahora la causa continuará sólo contra ella.

En Italia hay abierto en estos momentos un procedimiento por la vía civil para decidir sobre la custodia de los pequeños, que residen desde finales de agosto con su padre en la isla de Carloforte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *