Lunes, 24 Septiembre, 2018

            

La debacle empezó en Lugo

Una derrota en el Anxo Carro fue el comienzo del fracaso del Granada CF en la pasada temporada

Lance del partido de la pasada temporada en Lugo | Foto: Archivo GD
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

El Granada CF recibirá este domingo al CD Lugo, un rival del que seguramente no guarden un buen recuerdo en la entidad nazarí. El contrincante que abrirá la temporada en Los Cármenes fue el equipo con el que comenzó la debacle la pasada campaña, en la que los rojiblancos, pese al buen ritmo que adquirieron durante el curso, terminaron en una décima posición que se alejó en exceso de su objetivo principal.

El conjunto granadino, dirigido entonces por José Luis Oltra, se presentó en el Anxo Carro en tercera posición y con la moral por las nubes después de haber encadenado cuatro triunfos consecutivos. El cuadro albivermello, por su parte, llegaba con una dinámica totalmente distinta. Los lucenses eran décimos y sumaron tres derrotas consecutivas antes de enfrentarse al Granada.

Sin embargo, el conjunto granadino mostró señas de la depresión con la que acabó el curso. Saltó al césped con su ‘once’ habitual, encabezado por un determinante Darwin Machís que, a los 21 minutos de partido, se encargó de poner por delante a los suyos tras una buena maniobra de Sergio Peña.

Pero la victoria momentánea de los de Oltra solo duraron siete minutos, los mismos que tardó el Lugo en poner las tablas. Carlos Pita, en el 28’, empujó a la red el rechace de su propio disparo desde fuera del área en una acción que evidenció los problemas defensivos del cuadro nazarí.

El mismo Carlos Pita sería el encargado de poner el 2-1 con el que finalizó el encuentro. Como no podía ser de otra manera, el gol llegó a balón parado, con un remate de cabeza del centrocampista en el minuto 93.

La derrota en Lugo fue el pinchazo que terminó por desinflar al Granada, que sumó otras dos derrotas consecutivas que terminaron con la estancia de José Luis Oltra en el banquillo nazarí y que, a la postre, acabaron convirtiéndose en ocho derrotas en los últimos catorce partidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.