Martes, 25 Julio, 2017

            

La CUP reta a Mas a retirarse y proponer otro candidato para que haya investidura

"Mas dijo que no sería un obstáculo y ahora es momento de demostrarlo"

Artur Mas, durante un programa radiofónico
E.P.


image_print

El diputado de la CUP en el Parlament Sergi Saladié ha retado al presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, a retirarse y proponer otro candidato de JxSí para que haya investidura. “Mas dijo que no sería un obstáculo y ahora es el momento de demostrarlo. La pelota está en su tejado”, ha declarado.

Lo ha dicho este domingo en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Polític y del Grup d’Acció Parlamentària de la CUP, donde se ha decidido rechazar la investidura de Mas, y Saladié ha afirmado que el actual presidente “no conviene” para ensanchar la base del soberanismo.

En el mismo sentido, la diputada de la CUP en el Parlament Gabriela Serra ha advertido de que JxSí aún tiene unos días para plantearles un nombre alternativo a Mas: “Quien quiera mover pieza aún tiene días. No está convocado nada”.

También ha asegurado que, en caso de que JxSí aceptara este cambio y propusiera otro candidato, la CUP podría reunir a sus órganos “cuando hiciera falta” para pronunciarse y decidir si da luz verde al nuevo candidato.

Ha reivindicado que el proceso soberanista no empezó el 27 de septiembre ni se acaba con la reunión de la CUP de este domingo, y ha concluido que “continuará con o sin investidura de Mas”.

Así, la CUP interpreta que, si la investidura fracasa esta semana, no será su responsabilidad sino la de JxSí, que siempre se ha negado a proponer un candidato alternativo.

RESULTADO DE LAS VOTACIONES

El miembro de la CUP Xavi Generó ha explicado que este domingo se han llegado a votar hasta seis propuestas diferentes sobre el ‘sí’ o ‘no’ a Mas, y ha acabado triunfando la opción de rechazarle, con 36 votos a favor, 30 en contra y una abstención.

La CUP ha aclarado dos cifras clave: primero, que los miembros del Consell Polític y el GAP son 67 y no 68 como indicaron en principio; y también que, si hay nuevo pleno de investidura, el ‘no’ a Mas se traduciría en 10 abstenciones.

Si el Parlament convoca pleno y se llega a la votación, la investidura de Mas fracasaría en ese caso, porque tendría los 62 votos a favor de JxSí, los 63 en contra del resto de grupos, y las 10 abstenciones de la CUP, insuficientes para que vuelva a ser presidente.

Cabe destacar que uno de los escenarios que la CUP ha debatido internamente era dar libertad de voto a sus diez diputados, pero ha sido la opción que ha generado más rechazo internamente: no ha tenido ningún voto a favor, ha registrado 60 en contra y 7 abstenciones.

¿RUPTURA INTERNA?

La diputada Serra ha negado que la división interna que ha evidenciado la formación en sus debates de los últimos días ponga a la CUP en riesgo de fractura: “Queda CUP para mucho tiempo. Encaramos el futuro con convicción”.

Preguntados por si han pedido ya el cambio de candidato directamente a JxSí, Saladié ha recordado que no es una demanda nueva y ha ironizado: “Entendemos que con la de medios que hay aquí –en la rueda de prensa– se darán por aludidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *