Viernes, 21 Julio, 2017

            

La cuota de atún rojo se distribuirá según el número de buques con puerto base en cada provincia

En la reunión se ha acordado establecer un periodo de pesca adaptado a cada provincia según la disponibilidad del recurso

Foto: Archivo
E.P.


image_print

El director general de Ordenación Pesquera del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Larrañaga, presidió ayer una reunión técnica con representantes de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP) para la planificación de la campaña de atún rojo para la flota artesanal de ese caladero en 2016, en la que se ha acordado que la cantidad asignada será distribuida de modo proporcional entre las diferentes provincias.

Esta distribución se llevará a cabo en base al número de buques con puerto base en cada provincia y de alta en el Censo de Flota Pesquera Operativa (CFPO), según ha informado el Ministerio en un comunicado.

De acuerdo con la Orden ministerial vigente que regula esta pesquería y la resolución que la desarrolla para la campaña de pesca 2016, la flota artesanal del Mediterráneo dispone de un total de 50 toneladas de cuota de atún rojo asignadas procedentes del fondo de maniobra.

Además, la pesquería se puede ejercer únicamente de manera fortuita o accidental con un máximo de un 5% de atún rojo por marea y sobre la totalidad de otras especies reguladas por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Cicaa), medido en peso o número, en base a los límites de capacidad establecidos a nivel internacional.

Siguiendo las obligaciones comunitarias e internacionales para esta pesquería, se distribuirán 550 etiquetas con el criterio mencionado para marcar los individuos capturados, considerando un peso medio de aproximadamente 90 kilogramos por ejemplar.

La asignación concreta por buque, en número igual o inferior a la disponibilidad de etiquetas, se llevará a cabo por las diferentes provincias, con la posibilidad de concentrar la asignación en un número menor de buques que de etiquetas asignadas para una mayor rentabilidad de la pesquería para los buques autorizados.

Además, se ha acordado establecer un periodo de pesca adaptado a cada provincia según la disponibilidad del recurso, así como la designación de al menos dos puertos en cada provincia para la descarga de los ejemplares capturados.

Con estas condiciones y el consenso alcanzado, el objetivo es conseguir el mayor aprovechamiento posible de las 50 toneladas asignadas a este segmento de flota, dentro de las posibilidades que las normativas vigentes permiten para la captura fortuita y accidental, según ha informado el departamento dirigido por Isabel García Tejerina.

Larrañaga se reunió ayer, además, con una delegación de la república de Indonesia con competencias en la lucha contra la Pesca Ilegal No Declarada y No Reglamentada (INDR).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *