Martes, 25 Julio, 2017

            

La corrección hidrológica y la restauración centran los trabajos en la Sierra de Lújar tras el incendio

La actuación principal de urgencia aprobada por la Junta por un importe de 344.996 euros es la construcción de un dique que evite, en caso de grandes avenidas

Visita a la Sierra de Lujar
E.P


image_print

La Junta centra los trabajos de recuperación de la zona de la Sierra de Lújar (Granada) afectada por el incendio que el pasado verano arrasó 1.500 hectáreas y obligó al desalojo de unos 600 vecinos en la corrección hidrológica y en la restauración forestal.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha estado este miércoles en la Sierra de Lújar para inspeccionar los trabajos de restauración que lleva a cabo la Junta en la superficie afectada, donde se está actuando en la corrección hidrológica con el fin de evitar el daño a las personas y las infraestructuras en caso de inundaciones, a tenor de “los condicionantes del terreno, su gran accidentalidad y sus altas pendientes”.

El consejero ha señalado que se trata de evitar las pérdidas de suelo por los posibles arrastres y corregir los procesos erosivos que puedan poner en riesgo a personas, infraestructuras y otros bienes materiales, según informa en un comunicado el Gobierno andaluz.

El pasado 27 de julio de 2015, justo 19 días después del inicio del incendio, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio dictó una resolución de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, por la que se declararon de urgencia las actuaciones de corrección hidrológica en los cauces públicos afectados por el incendio forestal acaecido en la Sierra de Lújar.

La actuación principal de urgencia aprobada por la Junta por un importe de 344.996 euros es la construcción de un dique que evite, en caso de grandes avenidas, que se magnifiquen los efectos de la misma.

Asimismo, existe otra obra transversal, que se construye en el Barranco del Rosal, y que ayudará a contener los sedimentos y arrastres, consiguiendo de este modo recuperar lo antes posible la cubierta vegetal de la zona, que es la principal funda protectora del suelo.

El dique, ubicado aguas abajo del alcornocal, cierra un cuenca de unos 14 kilómetros cuadrados, la más grande afectada por el incendio; tiene proyectada una altura de diez metros, incluida cimentación, y una anchura en su coronación de 29,17 metros. Los trabajos de esta obra están ya iniciados y se encuentran al 50 por ciento de ejecución.

Paralelamente, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha efectuado, por un importe de 250.000 euros, un encargo de obra denominada ‘actuaciones de emergencia para la restauración forestal y medioambiental en el área afectada por el incendio forestal de 8 de julio de 2015 en los términos municipales de Lújar, Rubite, Órgiva, Motril y Vélez de Benaudalla, en la provincia de Granada’.

Con esta obra se van a realizar albarradas en varios barrancos en el propio alcornocal y fajinas en las laderas de esos barrancos.

Las dos actuaciones reciben la asistencia y dirección de obra de personal técnico de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Si todo transcurre con normalidad, estos trabajos de restauración pueden concluir a finales de este mismo mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *