Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

            

La contratación indefinida en Granada alcanzó el 3,5 por ciento durante 2017

Un estudio elaborado por CCOO revela, además, que los contratos temporales superan el 95 por ciento del total

Un trabajador en Granada | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

Un estudio elaborado por CCOO revela que, en Granada, los contratos indefinidos que se han suscrito durante el año 2017 apenas alcanzan el 3,5 por ciento del total, mientras que los temporales superan en siete décimas el 95 por ciento, algo que, según ha explicado la responsable de Empleo de CCOO Granada, Clara Castarnado, significa que “hemos conseguido hacer de la temporalidad la norma por la que se rigen las relaciones laborales, instaurando la precariedad y fomentando nuevas formas de pobreza”.

El sindicato considera “imprescindible impulsar los salarios y mejorar la protección social de modo que se acabe con la pobreza laboral, se consolide la demanda interna y se cree empleo de calidad y estable”, pues, bajo su opinión, estas cifras “hablan por sí solas”.

Según Castarnado, el discurso de la recuperación económica es un discurso alejado de la clase trabajadora que “solo llega a los empresarios, no se corresponde con la subida de salarios, ni con el número de convenios firmados, ni con la disminución de la precariedad laboral y tampoco con la mejora de las pensiones o de los servicios públicos”.

El repunte del empleo que se está produciendo, asegura Castarnado, “no es un síntoma de mejora”, ya que el empleo que se crea se sustenta en los mismos pilares que lo hacía antes de la crisis: “temporalidad y precariedad”. “La mejora que se está produciendo es sólo empresarial y se hace, como siempre, a costa de los colectivos más vulnerables del tejido social , mujeres y jóvenes”, considera el sindicato, que se apoya en los datos recogidos en su estudio.

Según estos, “las mujeres de nuestra provincia son las que soportan una parcialidad que no deja de crecer”, alcanzando el empleo temporal a tiempo parcial el 42 por ciento de los contratos realizados a mujeres a lo largo de 2017, una cifra que disminuye notablemente hasta el 23,4 por ciento entre los hombres.

Para la responsable provincial de Empleo de CCOO, “el binomio crisis/reforma laboral ha dado lugar al término ‘pobreza laboral’: personas trabajadoras que, a duras penas, pueden subsistir con el salario que reciben”. De este modo, a CCOO le preocupa que “las relaciones laborales han llegado a precarizarse de tal modo que los contratos indefinidos y a jornada completa son la excepción en nuestro mercado laboral”.

En este sentido, el sindicato “lleva pidiendo desde hace tiempo la derogación de la reforma laboral de 2012, ya que en vez de crear modos de proteger a las personas trabajadoras frente a la crisis económica lo que ha conseguido es facilitar y abaratar el despido, debilitar la negociación colectiva, rebajar los salarios, aumentar el número de contratos temporales y a tiempo parcial, y reducir las prestaciones y subsidios para las personas desempleadas”. Y sobretodo, afirma Castarnado “han permitido que la patronal sustituya de forma fraudulenta empleo indefinido por empleo temporal y a tiempo parcial”.

Además, ha terminado la responsable sindical, “es necesario cambiar la estructura productiva de nuestra economía y orientarla hacia sectores que generen valor añadido y que destaquen por su competitividad tecnológica, una apuesta decidida por un sector industrial diversificado, y un cambio en la política económica que promueva la inversión y el uso eficiente de los recursos públicos”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.