Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

La compra de Ono por Vodafone desencadenaría nuevos movimientos corporativos

"Este movimiento (la compra de Ono) creemos que presionaría a Orange en su objetivo de convertirse en el segundo operador en España e incrementaría su apetito por Jazztel", según han señalado desde Sabadell.

E.P


image_print

La posible compra de Ono por parte de la multinacional británica Vodafone podría desencadenar nuevas operaciones corporativas dentro del mercado español de las telecomunicaciones, como la adquisición de Jazztel por parte del grupo galo Orange, según diversos analistas.

“Este movimiento (la compra de Ono) creemos que presionaría a Orange en su objetivo de convertirse en el segundo operador en España e incrementaría su apetito por Jazztel”, según han señalado desde Sabadell.

Para BBVA, los rumores que apuntan a una compra de Ono por parte de Vodafone ganan credibilidad una vez que AT&T ha negado una potencial compra del grupo británico en los próximos seis meses.

De acuerdo a algunas informaciones publicadas, Vodafone estaría negociando con los accionistas de Ono una posible compra del operador, lo que podría interrumpir la salida a bolsa de la firma española, operación que, según subrayó el pasado mes de septiembre su consejera delegada, Rosalía Portela, sigue siendo “prioridad” para la cablera.

Entre los principales accionistas de Ono se encuentran las entidades y fondos de capital riesgo CCMP Capital Advisors (15,2%), Providence (15,2%), Thomas H. Lee Partners (15%), Quadrangle Capital Partners (9%), General Electric (9%), Caisse de Dépôt et Placement du Québec (6,8%) y el holding Multitel creado por Eugenio Galdón, con un 6%.

Fuentes de Vodafone y de Ono consultadas por Europa Press a este respecto descartaron realizar ningún comentario sobre dicha información.

Respecto a la reacción del Orange, que intenta arrebatar a Vodafone el segundo puesto del mercado español y con el que, sin embargo, mantiene una acuerdo de despliegue en fibra, Fidentiis recuerda que, si bien la firma francesa podría estar interesada en comprar a otro de los jugadores relevantes del mercado de fijo en España, Jazztel, no dispone de la posición financiera de Vodafone y, en contrapartida, tiene una mayor estabilidad en el segmento fijo que su rival.

Desde Santander incluso señalan la posibilidad de que Jazztel compre el cuarto operador de telefonía móvil Yoigo para lograr sinergías en ambos mercados o bien que la firma presidida por Leopoldo Fernández Pujals permanezca como operador independiente.

COMPORTAMIENTO EN BOLSA

Los analistas advierten además de que el número de potenciales compradores de Jazztel se reduciría si Vodafone se decanta finalmente por Ono, lo que significa “menos tensión de precios”.

Pata Santander, si bien el resultado de las negociaciones entre Vodafone y Ono son aún “inciertas”, la noticia puede afectar negativamente a la cotización de Jazztel a corto plazo, mientras que el impacto en Telefónica sería más “marginal”, según el banco.

Findentiis recuerda en cualquier caso que el ARPU (ingresos medios por cliente) de Ono es alto, así como sus márgenes, lo que reduciría la posibilidad de que Vodafone lanzara una oferta triple play “feroz”, como la que ha puesto en marcha en Portugal.

En este sentido, tanto Telefónica como Jazztel, cuyas acciones cotizan en el Ibex, perdían a las 13.25 horas posiciones en un mercado bajista con caídas del 0,56% y del 3,68%, respectivamente.

MAYOR CUOTA EN EL NEGOCIO FIJO

Con la compra de Ono, Vodafone sumaría los clientes del negocio de fijo del operador de cable con mayor presencia en España a su base de usuarios en este segmento, que según los últimos datos publicados por el operador rozaban los 900.000 usuarios.

Así, Sabadell indica que Vodafone pasaría de tener un 8% de cuota en el mercado de fijo a sumar el 21%, con 2,4 millones de clientes de banda ancha fija.

Ono suma a los cerca de 1,5 millones de clientes de Internet, el millón de clientes de móvil a los que da servicio gracias al acuerdo mayorista que mantiene como OMV con Telefónica. Por su parte, Vodafone cerró el primer semestre de su actual ejercicio fiscal con 13,96 millones de usuarios de móvil y con 896.000 clientes de banda ancha fija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *