Martes, 30 Mayo, 2017

La competición con incógnitas por resolver tiene un objetivo, la permanencia

Los mentideros futbolísticos ofrecen una visión del panorama clasificatorio de la Primera División Nacional

Francisco Medina Luna 'Piti' | Foto: Fernando W. Alanzor


image_print

Un tema candente estos días ha sido la mejoría en las prestaciones ofrecidas por un Granada CF ávido de victorias y puntos, para salvaguardar la categoría. Las problemáticas arbitrales, de los choques recientes, que han conllevado algún disgusto en la opinión del aficionado. Los errores y desajustes colectivos han evidenciado la pérdida de puntos, algunos ya en el zurrón rojiblanco y al final se escaparon. El palpito por parte del abonado de que la salvación es posible, aún estando la situación muy complicada.

Los ojos del seguidor de la liga española se han detenido en un dato específico: la deducción por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de tres puntos a un rival directo por la permanencia, la UD Almería.

El TAS debe ratificar dicha sanción todavía o denegarla por completo. Muchos son los que piensan que los puntos se ganan o se pierden en el terreno de juego, aunque lo que no se debe olvidar nunca son las normativas y reglamentos que regulan las competiciones.

El panorama cambia por completo para todos los equipos inmersos en la lucha por quedarse en la élite de la Primera División. La tabla ofrecida por la RFEF marca en zona roja a tres equipos andaluces (Córdoba, Granada y la propia Almería). A flote quedaría el Levante del granadino Lucas Alcaraz. Sin embargo, lo más llamativo sería la diferencia para escapar del ‘infierno’ para la entidad que preside Enrique Pina. El nuevo escenario planteado con la sanción de los almerienses, supondría que el Granada CF está a tan sólo un partido de salir del ahogamiento, a tan sólo tres puntos de respirar. Si nos atenemos a la clasificación ofrecida por la Liga de Fútbol Profesional (LFP), el salvavidas lo encontraríamos más lejano, a cinco enteros.

La UD Almería expresa tranquilidad con su recurso al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), el único órgano al que le queda aferrarse. La Española ha ejecutado en el ámbito nacional, la Resolución de la Comisión Disciplinaria de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) con el descuento de tres puntos y desde la jornada anterior ya explícito en la tabla clasificatoria.

Las victorias y los goles son la salsa de este deporte del balompié. Los rojiblancos horizontales escasean en ambos términos aunque desde la llegada de Abel Resino, los guarismos han subido con cuentagotas, se mejora la media que se llevaba en la primera vuelta del campeonato. Sin mirar más allá de los próximos tres partidos, dos como locales (Málaga y Éibar), y una visita a tierras madrileñas (Rayo Vallecano), los triunfos no pueden esperar más. Se lleva hablando de finales durante semanas y el duelo ante los vecinos malagueños debe ser el espaldarazo tan necesario para los intereses nazarís.

Los antecedentes en el Estadio de Los Cármenes son halagüeños y como ha declarado estos días uno de los capitanes y pesos pesados del vestuario Francisco Medina Luna ‘Piti’, a pesar de todo “el equipo no está muerto y que andan con ganas de jugar y conseguir la victoria”.

Trece jornadas por delante para alcanzar la jornada 38 y la posible consolidación de la permanencia, independientemente de la posible decisión del TAS al caso ‘Almería’ y que todavía dará algunas semanas de hablar de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *