Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

La compañía LaSal presenta en el Teatro Alhambra ‘Sin palabras (se las llevó el aire…)’

La cita que se desarrollará durante este fin de semana contará con dos funciones: a las 18:00 y las 19:00

El Teatro Alhambra acoge 'Sin palabras (se las llevó el aire…)' | Foto: Gabinete
Redacción GD


image_print

LaSal, la compañía granadina a la que la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas -FETEN- otorgó el Premio al Mejor Espectáculo para la Primera Infancia, presenta hoy en el teatro Alhambra ‘Sin palabras (se las llevó el aire…)’. La cita que se desarrollará durante este fin de semana contará con dos funciones: a las 18:00 y las 19:00.

Sobre el hilo argumental de la obra ‘Sin palabras (se las llevó el aire…)’, la compañía expresa: “Están ahí, durmiendo tranquilas, como si nada pudiera alterarlas. Pero llega el aire sin avisar, sin preguntar, sin parar, tocando todo lo que encuentra a su paso. Entonces una de ellas deja que empuje su cuerpo y mueva sus manos. Y baila por primera vez. La otra deja que entre en sus pulmones y escucha los sonidos que salen de su boca… Y canta por primera vez. Poco a poco descubren el aire: el que nos envuelve, nos empuja, nos acaricia y ocupa el vacío que dejamos. El aire que alborota el pelo, seca la ropa o se cuela por las rendijas para aullar su presencia. Cuentan sin necesidad de hablar. Se quedaron sin palabras… o quizá se las llevó el aire”.

Tal y como comenta Julia Ruiz Carazo, el proceso creativo en La Sal Teatro se centra en aspectos como el estudio teórico del desarrollo en las distintas etapas de crecimiento, la relación con los docentes para asesoramiento y creación de proyectos conjuntos sobre el arte y la escuela, el encuentro con padres y madres, los talleres o las conferencias, entre otros.

Junto a esto, Ruiz Carazo añade: “Sabemos que la labor fundamental es acompañar al nuevo espectador a través de todos los ciclos escolares y llevarlo a través de un largo viaje de descubrimiento, de alfabetización teatral. Me gusta hablar de las cosas sin tener que diseccionarlas ni evidenciarlas. No quiero enseñarles nada. Quiero que algo se huela, se sienta en el aire, o se vea por la nariz. Ayudar a que intuyan, aunque no entiendan. Que vean solo una parte, y que imaginen lo que no está. O que imaginan lo que vean, o lo que quieran. Dar sensaciones. Quieren aprenderlo todo y debemos, con el mayor de los respetos hacia ellos y su mundo, darles lo mejor de nosotros mismos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *