Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

La compañía Atalaya presentará este sábado en el Teatro Alhambra la obra ‘Marat-Sade’

El montaje plantea las luchas dialécticas entre el individualismo que representa el Marqués de Sade y la apuesta por la colectividad encarnada por Jean Paul Marat

Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

Marat-Sade, el espectáculo con el que la compañía Atalaya vuelve al Teatro Alhambra con su actuación del próximo sábado, es el nombre abreviado de Persecución y asesinato de Jean Paul Marat, representado por el grupo de actores del hospital de Charenton bajo la dirección del Marqués de Sade. Se trata de uno de los títulos referenciales del teatro europeo del siglo XX. Escrito en 1964 por Peter Weiss, autor alemán, aborda los años posteriores a la Revolución Francesa, si bien por su lenguaje y su visión resulta de una extraordinaria actualidad.

Marat fue uno de los ideólogos del movimiento revolucionario francés de 1789. Fue coautor de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en representación del ala izquierda de dicha revolución. Por su parte, en el Marqués de Sade —origen del término sadismo— la historia contemporánea tiene a uno de sus personajes más controvertidos.

La obra utiliza el recurso del teatro dentro del teatro manifestando el choque entre diferentes posiciones que se produjo durante la revolución francesa encarnadas por cinco personajes reales: el revolucionario Jean Paul Marat, líder de los jacobinos; el Marqués de Sade, partidario de la transformación del individuo más que de lo colectivo; Jacobo Roux, revolucionario precursor de la Comuna de París; Carlota Corday, aristócrata girondina y Coulmier, director del hospital y representante del orden napoleónico. El pueblo es encarnado por el coro de ‘locos’ y el grupo de cómicos cantores. La veintena de temas que interpretan en vivo confieren al montaje un carácter de teatro musical.

La obra se desarrolla en tres tiempos: 1793, año que fue asesinado Marat, pasados cinco del triunfo de la Revolución Francesa, que es la época en que sitúan la acción los internos del hospital; 1808, el momento en el que acontece la representación en el hospital y, por último, la época actual en que los actores reales la llevan a cabo. La composición musical y la iluminación resultan contemporáneas.

En 2016 Atalaya cumple 32 años convertida en uno de los referentes más sólidos del teatro español. Se ha presentado en 150 festivales internacionales, en 35 países y recibido 38 galardones entre los que destaca el Premio Nacional de Teatro en 2008. En dicho año puso en marcha el Centro Internacional de Investigación Teatral TNT que cuenta con el mayor teatro privado de Andalucía y un laboratorio escuela permanente. Asiduamente viene formando parte de proyectos culturales de la Unión Europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *