Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

La comodidad y satisfacción de un parto respetado | Vídeo

La monitorización fetal sin ataduras, bañeras para dilatar y la filosofía “piel con piel”, las principales ventajas de dar a luz en la nueva área de paritorios del Hospital HLA Inmaculada

Área de paritorios del Hospital HLA Inmaculada | Imagen: Javi Gea
Redacción GD


image_print

Dar a luz se convierte en una experiencia única que marcará la vida de los progenitores, pero, en especial, de la mujer. Que ese momento vaya de la mano de un buen equipo profesional médico y de unas instalaciones adecuadas redundará en la comodidad y satisfacción de la paciente.

El Grupo Hospitalario HLA, consciente de la importancia de este instante, año tras año, se esfuerza en mejorar su servicio. De este modo, tras un periodo de reformas, el Hospital HLA Inmaculada de Granada cuenta con una nueva área de paritorios, puntera en últimas tecnologías y, sobre todo, cómoda, factor esencial para que la mujer se sienta como en casa durante todo el proceso.

El nuevo espacio es amplio y luminoso. Ha sumado un paritorio más; ahora hay tres. La sala de dilatación también se ha ampliado, y tiene capacidad para dos personas en espacios totalmente diferenciados para asegurar la intimidad y el bienestar de la paciente.

 

Sala de partos del Hospital HLA Inmaculada de Granada | Imagen: Javi Gea

MONITORIZACIÓN SIN CABLES

En su afán por estar a la última en nuevas tecnologías, el Hospital HLA Inmaculada de Granada incorpora monitorización inalámbrica, un recurso pionero que permite monitorizar a las pacientes embarazadas sin la necesidad de estar conectadas al equipo central.

Este tipo de sistema ofrece más autonomía a la paciente, ya que se desprende de cables y parches más aparatosos.

 

Monitorización inalámbrica | Foto: Javi Gea

Además, este equipo es sumergible y permite que la mujer esté controlada mientras se encuentra dilatando, si lo desea, en la bañera que hay en cada sala de partos. “Resulta muy cómodo para ellas y para nosotros, ya que podemos estar controlando su frecuencia cardiaca y el estado del feto sin necesidad de tenerlas ‘atadas’ a la máquina”, nos explica Antonio Muñoz, el responsable de la Unidad de Ginecología del centro hospitalario.

La nueva área de partos también incorpora una central de monitorización que permite al equipo facultativo, compuesto por ocho ginecólogos, visualizar de un solo vistazo las constantes y otros indicadores.  Las pacientes tienen también a su disposición las consultas de ecografía de alta resolución para el seguimiento de la gestación.

 

Para facilitar la dilatación, cada habitación de paritorio cuenta con una bañera | Foto: Javi Gea

Por otro lado, este espacio reformado este año cuenta con mesas de parto de última generación, que permiten colocar a la paciente en diferentes posturas de forma cómoda, más allá de la clásica litotomía (tumbada bocarriba con las piernas abiertas). “Además, la mesa incorpora un sistema neumático para regular el apoyo lumbar y contribuir a su confort”, apostilla Muñoz.

Para facilitar la dilatación, cada habitación de paritorio cuenta, como ya hemos mencionado, con una bañera. Anclada al techo observamos una anilla. Se trata de una liana de partos en la que se puede colgar una especie de cuerda-sábana para facilitar el empuje vertical. “Próximamente, vamos a incorporar balones medicinales para ayudar en el proceso de dilatación”, apunta el doctor Antonio Muñoz, aunque admite que el 90 por ciento de las mujeres se declinan por la epidural.

 

El Doctor Muñoz | Foto: Javi Gea

DESEOS CUMPLIDOS

Una de las filosofías con las que trabaja el equipo de profesionales de La Inmaculada es la del respeto de los deseos de las pacientes. Un mes antes de dar a luz, las mujeres pueden entregar un plan de partos, es decir, un documento que recoge cómo quiere dar a luz. “Si quiere que sea en alguna postura concreta, que le pongamos epidural o que la rasuren o no, por ejemplo”, nos detalla el doctor. “Siempre intentamos cumplir sus deseos, aunque con el máximo respeto a la seguridad y salud de la paciente y del bebé”, matiza.

Además, de forma pionera en Granada, el Hospital HLA Inmaculada ofrece clases de preparación al parto. En grupos reducidos de mujeres que están alrededor de los siete meses de gestación, las matronas les dan clases y consejos para afrontar ese día crucial en sus vidas, así como charlas didácticas sobre la maternidad. También se les hace un ‘tour’ por las instalaciones del área de paritorios. “Las pacientes lo agradecen mucho porque pierden el miedo y pueden observar cómo y con qué equipos trabajamos”, nos detalla el doctor Muñoz.

Por otro lado, La Inmaculada tienen un convenio con el Centro Wellness O2 Neptuno para aquellas pacientes que quieran hacer una preparación al parto en piscina.

 

Espacio de neonatos | Foto: Javi Gea

ACOMPAÑANTES PRIVILEGIADOS

Como es habitual en los hospitales, las parejas y familiares pueden acompañar a la paciente en los momentos previos de dar a luz. Sin embargo, en pocos sitios ofrecen la posibilidad de vivir el parto en toda su dimensión. La Inmaculada es consciente de que experiencias como ésta, si se comparten son más satisfactorias si cabe. Por este motivo, permiten al acompañante, ya sea la pareja o algún familiar/amigo de la paciente, asistir al nacimiento del bebé.

FILOSOFÍA “PIEL CON PIEL”

Otra de los propósitos de La Inmaculada es permitir que el recién nacido pase el mayor tiempo posible al lado de su madre porque está demostrado los beneficios que reporta en su desarrollo.

Si el bebé nace sin ningún tipo de problema, prácticamente vive pegado al regazo de su madre durante toda la estancia en el hospital, incluso en el traslado a la habitación. “Salvo para casos puntuales como puede ser una vacunación o alguna analítica, el bebé permanece con su madre en todo momento”. De cualquier modo, en estos casos, el acompañante puede estar al lado de bebé en esas pruebas, si la mamá no está en condiciones de hacerlo.

En definitiva,  el Hospital HLA Inmaculada ofrece a los futuros papás y familiares una experiencia cómoda en esta etapa tan satisfactoria que marca, en la mayoría de los casos, un punto de inflexión en sus vidas.

 

Si no puede ver el vídeo, clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *