Lunes, 24 Julio, 2017

            

La causa más frecuente de trasplante pulmonar adulto en España es la EPOC, una enfermedad ligada al tabaquismo

La actividad de trasplante de pulmón ha aumentado progresivamente en España, sumando 951 trasplantes en pacientes adultos y 31 en niños, entre el año 2006 y 2010

Cigarro | Archivo
E.P.


image_print

Según los datos publicados recientemente en el informe elaborado por el Registro Español de Trasplante Pulmonar (RETP). Este informe presenta por primera vez de forma global la descripción y resultados de los pacientes trasplantados de pulmón en España entre los años 2006 y 2010.

La actividad de trasplante pulmón en España ha ido en progresivo aumento entre los años 2006 y 2010, trasplantándose en este periodo 951 adultos y 31 niños. Actualmente, la actividad trasplantadora pulmonar en España representa alrededor del 6% del total mundial. “La evidencia científica recogida hasta al momento, equiparable con la experiencia internacional publicada, confirma la consolidación del trasplante pulmonar como terapia recomendada en las enfermedades respiratorias crónicas en estados avanzados en España”, asegura la Dra. Amparo Solé Jover, neumóloga y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

La causa más frecuente de trasplante pulmonar adulto es el enfisema o EPOC, enfermedad estrechamente ligada con el consumo de tabaco, seguida de la fibrosis pulmonar idiopática, representando ambas más del 60% del total de las indicaciones. En los trasplantes pediátricos, la fibrosis quística es la principal causa del trasplante (68% de los casos) y la supervivencia al año es del 80% y del 70% a los 3 años. La causa de fallecimiento más frecuente, tanto en trasplantados adultos como pediátricos, es la infección asociada o no a rechazo crónico.

Los factores que más claramente inciden en la supervivencia del paciente son la edad del receptor y el diagnóstico que indicó el trasplante. La probabilidad de supervivencia tras el trasplante pulmonar adulto en los tres primeros años es del 72 al 60%. Los pacientes que sobreviven al tercer mes postrasplante alcanzan supervivencias entre 75,2% y el 89,7%. La media de edad del receptor adulto es de 48,2 años y la del donante adulto de 41,7 años.

Después del trasplante, a menudo, los neumólogos de un centro no trasplantador se encuentran ante situaciones complejas que desconocen cómo abordar. Para mejorar las aptitudes de los profesionales asistenciales, la Dra. Solé imparte la conferencia titulada ‘Almuerzo con el profesor: qué hacer en caso de síndromes frecuentes en un trasplantado pulmonar. Cuando contactar con el centro trasplantador‘, en el marco del 49º Congreso Nacional de SEPAR, que se celebra entre los días 10 y 13 de junio en Granada. “Saber reconocer las situaciones de riesgo e identificar cuando se debe contactar con el centro trasplantador son los objetivos primordiales de esta sesión.

Pretendemos extender el conocimiento sobre el trasplante de pulmón más allá de los siete centros de referencia existentes en España”, asegura la Dra. Solé. “Los ejes formativos estratégicos a seguir serán tres: mantener el grado de inmunosupresión óptimo en cada paciente, diagnosticar y tratar de forma precoz las complicaciones postrasplante e identificar y controlar los múltiples efectos adversos de los fármacos inmunosupresores”, explica.

Durante la sesión se expondrán situaciones frecuentes en un trasplantado pulmonar y se orientará el diagnóstico de forma certera para evitar demoras diagnósticas y de tratamiento. “Se trata de una sesión interactiva entre neumólogos expertos y no expertos en trasplante pulmonar donde se abordarán las estrategias claves para reconocer las situaciones de alerta y para identificar los casos que requieren contactar con el centro trasplantador”, concluye.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. LA CORTE PENAL INTERNACIONAL ANTITABÁQUICA, NACIÓ A CONTRA PELO, DE LAS AUTORIDADES.
    Y GRACIAS A ELLO, PUEDE DENUNCIAR A LOS MANDATARIOS, MÉDICOS, Y ABOGADOS, COMO LOS
    PRINCIPALES RESPONSABLES, POR ACCIÓN Y OMISIÓN, DE LAS ENFERMEDADES I N D U C I D A S,
    MÁS EXTERMINADORAS, COMO ES EL TABAQUISMO.

    Y LA MAYOR GRACIAS, MÉDICA, NO DEBERÁ SER LOS TRANSPLANTES DE PULMONES,
    SINO, EL TRANSPLANTE DE ÉTICA MÉDICA. PARA DENUNCIAR DESDE ELCERTIFICADO
    DE DEFUNSIÓN, QUE LA CAUSA DE CAUSAS ES EL TABACOCIDIO IMPUNE E INTOCADO
    POR LA EDUCACIÓN DEFICIENTE EN LAS AULAS DE MEDICINA Y DEL DERECHO.