Viernes, 28 Julio, 2017

            

La casa forestal de la Fraguara en Charches ya está restaurada

La actuación recupera un equipamiento medioambiental para el uso público en la puerta sur del Parque Natural de la Sierra de Baza

La delegada de Medio Ambiente y Ordenación del territorio, Inmaculada Oria, y el alcalde del Valle de Zalabí, Manuel Aranda, han visitado hoy la casa forestal de la Fraguara | Gabinete
Gabinete


image_print

La delegada de Medio Ambiente y Ordenación del territorio, Inmaculada Oria, y el alcalde del Valle de Zalabí, Manuel Aranda, han visitado hoy la casa forestal de la Fraguara, en Charches, que ha sido restaurada como equipamiento medioambiental para que sirva de apoyo a la actividades de uso público en el Parque Natural Sierra de Baza.

Esta actuación, en la que la Junta ha invertido más de 256.00 euros, “adecenta el entorno de La Fraguara y ofrece un nuevo espacio para el uso público en la puerta sur del Parque Natural Sierra de Baza”, explica Oria.

El proyecto de restauración ha consistido en el acondicionamiento y recuperación de la edificación y del área de acampada, la balsa y los abrevaderos cercanos al aprisco. También se ha ampliado la zona cercada mediante postes de madera, integrando dentro de esta valla cinegética todas las actuaciones.

El objetivo principal de la rehabilitación de la antigua Casa Forestal de La Fraguara es la diversificación de las acciones de uso público, que hasta ahora se resolvían en el entorno de Narváez, dando servicio a actividades de turismo y promoción en la zona sur del Parque Natural, en concreto en los accesos desde el Valle del Zalabí.

El edificio ocupaba una superficie total construida de 86,4 metros cuadrados y una ruina cercana de 32,44 metros cuadrados y tras la rehabilitación la superficie total es de 118,8 metros cuadrados construidos. Con la unión de estas dos edificaciones se cumple una de las demandas de la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Baza.
En la actualidad, no se ha contemplado cambiar el uso del Área de Acampada de La Fraguara y con la ampliación y restauración del edificio se pretende dar la posibilidad de prestar apoyo a actividades de esparcimiento al aire libre y en contacto con la naturaleza, de duración inferior a una jornada, por un lado; y servir también de apoyo a la zona de acampada con la construcción de aseos accesibles y almacén de bicicletas para los usuarios de ésta.

La relación del edificio con el entono se resuelve con la construcción de sus muros en piedra natural vista del entorno, tal y como se indica en las medidas constructivas que contempla en PORN del Parque Natural, con cubiertas a dos aguas con terminación en teja árabe. Por sus dimensiones los tratamientos exteriores, materiales y acabados la casa refugio queda perfectamente integrada en el entorno.

La actuación se ha culminado con la construcción de unos bancos exteriores de mampostería adosados al muro y un porche paralelo a la fachada principal que permitirá refugiarse del sol y la lluvia a los usuarios de la zona de acampada; todo ello protegido por un cercado cinegético al que se han trasladado también unos antiguos abrevaderos de piedra natural, unificando de este modo la casa refugio, área de acampada y la antigua balsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *