Viernes, 26 Mayo, 2017

La capital congela todos los tributos, incluido el IBI, para 2015 y “mejora” las bonificaciones

El edil ha subrayado que el IBI se congela un año más, en la línea de lo "comprometido" el pasado ejercicio, y su techo estará en el recibo de 2012

El concejal de Economía durante la presentación de los presupuestos de 2014


image_print

El Ayuntamiento de Granada congelará el IBI, así como el resto de impuestos y tasas municipales para 2015, además de incluir, entre otras medidas, la bonificación del 50 por ciento del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a las empresas que implanten un plan de transporte para reducir el consumo energético y las emisiones por el desplazamiento de sus empleados al puesto de trabajo, lo que puede beneficiar a 2.200 empresas.

Así se desprende del Proyecto de Ordenanzas Fiscales para 2015 que ha presentado este martes en rueda de prensa el concejal de Economía y Hacienda, Francisco Ledesma (PP), quien ha asegurado que estas ordenanzas, las últimas de este mandato, “son las más solidarias que puede presentar el equipo de gobierno”.

El edil ha subrayado que el IBI se congela un año más, en la línea de lo “comprometido” el pasado ejercicio, y su techo estará en el recibo de 2012. La congelación de tributos se extenderá en 2015 al resto de tasas, incluida la de basura, que no subirá en virtud de la renegociación del contrato con la empresa concesionaria que presta el servicio, Inagra, lo que ha aminorado los costes del servicio.

Otra novedad relativa a la tasa de basuras es que se aplicará de oficio la tarifa doméstica en lugar de la industrial o la comercial a todas las asociaciones sin ánimo de lucro con fines asistenciales, atendiendo de este modo la reivindicación del sector.

Ledesma ha destacado como una de las modificaciones más significativas del próximo ejercicio la bonificación del 50 por ciento del IAE a todas aquellas empresas que implanten un plan de transporte cuyo objetivo sea reducir el consumo de energía y las emisiones por los desplazamientos de sus empleados, fomentando la eficiencia con el uso de la bicicleta, por ejemplo, o de medios de transporte colectivos.

Unas 2.200 empresas que facturan un millón de euros son susceptibles de beneficiarse de esta medida, según ha precisado el edil de Economía.

Respecto al IBI, se bonificará a aquellas unidades familiares que no superen dos veces el salario mínimo interprofesional, mejorando el baremo del pasado ejercicio, cuando los ingresos no debían superar 1,5 veces este mismo concepto.

Para los recibos domiciliados del IBI, se aumenta de dos a cuatro plazos el periodo para afrontar su abono, con lo que se pretende seguir “flexibilizando” los pagos, además de que los titulares podrán beneficiarse de una bonificación del cinco por ciento. Se aplicará además la exención de las plusvalías en el caso de pérdida de la vivienda por adjudicación a una entidad financiera por dación en pago.

Respecto a la ordenanza reguladora de la zona ORA, se incorpora una nueva tasa dirigida a residentes que incorpora una nueva tarjeta mensual de 15 euros pensada especialmente para estudiantes y trabajadores que van a estar varios meses en Granada por una cuestión profesional o de otra índole.

Por otra parte, la tasa de ocupación de la vía pública con contenedores para obras menores contará con una nueva tarifa por día de 6,9 euros, evitando que se tenga que pagar toda una semana si no es necesario.

El concejal de Economía y Hacienda, Francisco Lesdema, se ha mostrado satisfecho con estas nuevas ordenanzas fiscales que “mantienen y mejoran las exenciones y bonificaciones que se encuentran en la ordenanza vigente” e introducen otras nuevas “con un claro carácter social”, además de congelar todos los tributos y tasas municipales.

A preguntas de los periodistas, el edil ha precisado que la deuda financiera del Ayuntamiento de Granada asciende a 250 millones de euros, incluyendo los 108 millones que se solicitaron en su día en el marco del plan de pago a proveedores.

Asimismo, ha desvinculado la congelación de impuestos de la proximidad de las elecciones municipales y ha señalado que este “esfuerzo” es posible gracias a una “buena gestión de lo público” que está permitiendo “mantener todos los servicios” sin aumentar la presión fiscal sobre el ciudadano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *