Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

La capital aprueba, con rechazo de la oposición, el plan financiero hasta 2015 en un pleno sin Torres Hurtado

La oposición se ha abstenido en su voto



image_print

El Ayuntamiento de Granada ha aprobado en pleno el plan económico financiero 2014-2015, así como acogerse a las medidas ofrecidas por el Gobierno central para flexibilizar las condiciones de la primera fase del plan de pago a proveedores, todo ello en una sesión marcada por la ausencia del alcalde, José Torres Hurtado (PP), que permanece hospitalizado tras padecer un infarto de cerebelo.

Durante la sesión, presidida por el actual alcalde en funciones, Juan Antonio Mérida, los grupos municipales de la oposición (PSOE, IU y UPyD) se han mostrado contrarios a la opción escogida por el equipo de gobierno, del PP, para flexibilizar las condiciones del préstamo de 107 millones solicitado en 2012 para liquidar facturas. Consideran que no es la más ventajosa de las tres alternativas que ofrece el Ejecutivo de Mariano Rajoy, y los tres partidos se han abstenido en este punto.

El concejal de Economía, Francisco Ledesma (PP), ha defendido que esta opción permitirá ampliar el plazo de carencia de dos a tres años, lo que irá acompañado de una bajada del tipo de interés, por lo que considera que es “la más beneficiosa para los granadinos”.

No obstante, desde la oposición se ha reprochado al equipo de gobierno que no se acoja a la medida que supone la mayor bajada del tipo de interés del citado préstamo y haya apostado por otra que “aplaza pagos” y en la que el ahorro obtenido, que “tendrá que abonarse más adelante”, no puede ser invertido en planes de empleo o en la mejora de servicios, sino que obligatoriamente deberá ir destinado a cubrir remanente de tesorería.

Aunque esto permitirá reducir la deuda comercial del Ayuntamiento, la oposición teme que se dé prioridad a los pagos de las grandes empresas frente a las pequeñas y, por ello, han reprochado al PP que apueste por una opción “menos ventajosa” con una “perspectiva electoral”.

Respecto al plan económico financiero para 2014 y 2015, desde el equipo de gobierno han garantizado que “no conllevará recortes ni medidas extraordinarias”, aunque el documento no ha sido respaldado por PSOE, IU y UPyD, que han votado en contra de su aprobación al considerar que es fruto de la “mala gestión económica” del PP y de los 15 millones de euros de “déficit” con los que se saldó la liquidación presupuestaria de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *