Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

La candidatura de la Alpujarra a Patrimonio de la Humanidad, víctima de las intrigas electoralistas

Sebastián Pérez acredita cómo el PSOE, tanto desde Granada, como desde el gobierno autonómico, ha tumbado el proyecto alpujarreño por “intereses políticos” y a la espera de “las próximas elecciones” | La Junta apuesta por la candidatura de la cordobesa Medina Azahara con un documento, de nueve folios, frente al informe elaborado por la UGR de más de 1.000 páginas



image_print

Finalmente la única candidata andaluza a Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO será Córdoba, con los restos de Medina Azahara, la fastuosa ciudad mandada construir por Abd-al Rahman III.

La conflictiva candidatura de la Alpujarra de Granada desaparece definitivamente como opción a ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El presidente de la Diputación de Granada, Sebastián Pérez, en una multitudinaria comparecencia de prensa, ofreció datos y documentos que “acreditan” como el PSOE de Granada, y el autonómico, “ha tumbado el proyecto alpujarreño, y también a la provincia, por intereses electoralistas”.

En concreto, Pérez expuso ante los medios de comunicación, un documento que certifica cómo el PSOE, el 27 de junio, formuló como única propuesta oficial a Patrimonio de la Humanidad, la de Medina Azahara. “No había disenso en la candiatura” algo a lo que se ha referido el máximo dirigente provincial, con motivo de las declaraciones en las que algunos alcaldes socialistas alpujarreños argumentaban falta de consenso en este proyecto, “sino más bien, una estrategia pública dañina para Granada, y para hacer desaparecer nuestra candidatura”.

Ampliación capital JUNTA

Documento acreditativo

En este documento, facilitado a los periodistas, y del que hace dos semanas que se tiene constancia en Diputación, desde la Secretaría General de Cultural, se exponen argumentos del tipo: “La ciudad de Madinat al-Zahra se encuentra entre las manifestaciones más destacadas y reconocidas universalmente del urbanismo y la arquitectura del extremo occidente islámico en el periodo en la que esta cultura alcanzó su esplendor, siglo X. (…) Esta Comunidad Autónoma considera que el Conjunto Monumental de Madinat al-Zahra posee valores universales excepcionales de acuerdo con la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial, y que puede y debe ser incluida en la Lista de Patrimonio Mundial”.

“Ante esto me pregunto”, expone Sebastián Pérez, “¿por qué los Medios de Comunicación han publicado constantemente que la Junta de Andalucía mantenía viva la candidatura de la Alpujarra?”.

Y, nuevamente con documentos contrastados, Pérez hace una recopilación de cómo diferentes medios locales y provinciales han publicado declaraciones de dirigentes socialistas en las que reafirmaban “ese apoyos a esta candidatura”.

“Clara Aguilera, Ana Gámez, María José Sánchez, Rafael Rodríguez, el consejero de Turismo, Elvira Ramón, Sandra García, Juan Manuel Fernández, José Entrena e incluso la misma presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz han dado muestras de su refuerzo a este proyecto reiteradamente”, explica el presidente de Diputación.

La candidatura de Medina Azahara, reforzada con unos escasos nueve folios de estudio, ha salido reforzada frente al informe de unas 1.200 páginas elaborado por profesores de la Universidad de Granada, y técnicos de Diputación.

“Desde la Junta de Andalucía se debería tener en cuenta que no solo se perjudica con esta decisión al Partido Popular de Diputación, sino también a una institución referente como es la Universidad de Granada, y a su rector, que ha trabajado denostadamente en este proyecto, además de a todos los alpujarreños y granadinos que consideraban, como era, que esta nominación supondría un importante desarrollo económico, turístico y laboral de la zona”, seguía explicando Pérez.

La pasada semana, algunos alcaldes socialistas de la Alpujarra celebraron una rueda de prensa en la que manifestaban que desde Diputación se había actuado “de forma individualista, sin consenso y sin tener en cuenta la opinión de los vecinos alpujarreños”. Aseguraban que desconocían el proyecto de la candidatura de la Alpujarra, y que no se habían mantenido reuniones con ellos.

“Tenemos los certificados de haber enviado a cada municipio una copia del proyecto”, ha confirmado Sebastián Pérez, y además, “si afirman no conocer el proyecto resulta, cuanto menos extraño, que en varias de las páginas webs de los ayuntamientos socialistas de la Alpujarra aparezca el proyecto colgado en las mismas”.

“La presidenta de la Junta de Andalucía, el Consejero de Cultura y la Secretaria General de Granada, Teresa Jiménez, han sido unos farsantes en este proyecto”, asegura Pérez, que sin embargo, ha querido dejar claro como “no sé si será el próximo año, o dentro de dos o tres, pero el gobierno popular de Diputación conseguirá que la Alpujarra se convierta en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO”.

También ha querido tener, en esta comparecencia, unas cariñosas palabras para el diputado delegado de Turismo, Francisco Tarifa, “que ha dimitido, no porque haya hecho nada mal, sino por consecuencia con sus ideas. Un hombre y un amigo muy importante que tendrá su momento y lugar cuando consigamos que la Alpujarra sea Patrimonio de la Humanidad”.

LA RESPUESTA DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

Por su parte, la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, consideró ayer que el hecho de que la candidatura de la Alpujarra no haya sido abordada en la reunión del Consejo de Patrimonio Histórico no debe ser considerado “un fracaso” y abogó por trabajar en el “consenso” y el “apoyo” de la población de la comarca a esta iniciativa.

A preguntas de los periodistas, la delegada subrayó que el orden del día de la reunión que el Consejo de Patrimonio Histórico ha mantenido en Lanzarote, y del que ha salido la lista indicativa que España defenderá ante la Unesco, “lo hace el Ministerio de Cultura”.

García advirtió que las “prisas son muy malas consejeras” y apostó por “no trabajar tanto el escaparate y mucho más el fondo, el consenso y el territorio”, como a su entender ha quedado demostrado con las declaraciones de hace unos días de alcaldes de la Alpujarra que afirmaban no tener conocimiento de la documentación del proyecto.

“Cuando no se cuenta en una candidatura con la población, está abocada a que no tenga el mismo impulso que otras”, argumentó la delegada, al tiempo que consideró que “pretender unir los tiempos electorales con los tiempos de una declaración de Patrimonio de la Humanidad es un error”.

En este sentido ha recordado lo amplio del territorio objeto de la candidatura, con más de 30 municipios de dos provincias, y ha mantenido que conseguir esta clase de distinciones por parte de la Unesco “no es cuestión de un año ni de dos o tres sino de mucho más”.

“Consenso y apoyo de la Junta todo, vamos a trabajar todos juntos porque aquí no hay nada perdido y se ha hecho un magnífico trabajo técnico”, ha mantenido la delegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *