Miércoles, 29 Marzo, 2017

La campaña de producción de uva se salda con 7.580 toneladas recogidas, un 35 por ciento menos que en 2013

En 2013 se recolectaron 11.659 toneladas, de las que 10.935 se destinaron a vinificación y 674 a uva de mes

Foto: Archivo


image_print

La campaña de la vendimia en la provincia de Granada se ha saldado con la recolección de unas 7.580 toneladas de uva, un 35 por ciento menos que en el ejercicio anterior, según los datos que maneja la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA).

La superficie de viñedos en la provincia de Granada se divide en numerosas pequeñas explotaciones que, en su mayoría, no superan las 40 hectáreas. De hecho, los vinos granadinos se elaboran de una forma muy artesanal, con una recolección manual “racimo a racimo”, lo que los convierte en un producto diferenciado respecto a otras zonas vinícolas.

A eso se suma que los viñedos granadinos están cultivados a bastante altitud, lo cual provoca oscilaciones térmicas y bajas temperaturas que alargan y mejoran el proceso de maduración, lo que favorece la obtención de un gran vino, según ha detallado a Europa Press el secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica.

El cultivo está muy diversificado en el conjunto de la provincia, con explotaciones en la zona de la Alpujarra, Guadix, Darro, Benalúa de Guadix, la costa o el Poniente granadino, entre otros lugares, donde las cepas autóctonas conviven con otras más internacionales.

Así puede encontrarse variedades como la uva Rome, la Jerezana y la Vigiriega junto al Tempranillo y Garnacha frente a otras más extendidas como el Cabernet Sauvignon, el Merlot o el Chardonnay.

En 2013 se recolectaron 11.659 toneladas, de las que 10.935 se destinaron a vinificación y 674 a uva de mesa, mientras que este año la campaña se ha adelantado unos 20 días a cuenta de la climatología, con un 35 por ciento menos de producción. No obstante, la uva ha entrado muy sana y de buena calidad y el proceso de fermentación está dando un vino de alta expresión.

Aunque “aún queda mucho por hacer”, el secretario general de UPA considera que los vinos granadinos están obteniendo cada vez más reconocimiento y demanda, gracias al apoyo de la hostelería y del consumidor, que está comenzando a apreciar estos caldos elaborados de forma artesanal.

“Los vinos de Granada tienen el cliché de que son más caros, pero la forma de vendimiar y de recolectar; el trato dado a la uva, racimo a racimo, no es el mismo que el de las grandes marcas y eso repercute en los costes de producción”, ha detallado Nicolás Chica, quien ha recordado que se trata de un “producto diferenciando” y “de la tierra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *